MENÚ
lunes 18 junio 2018
00:14
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El futuro impresiona en el Sónar

La realidad virtual, la música en gravedad 0 y la inteligencia artificial dominan en el arranque del festival

  • Gene Kogan demostró ayer que en tres años todos podremos ser suplantados por imágenes falsas de nosotros mismos y The Zero Gravity Band realizó una instalación inmersiva para sentir cómo se podría escuchar música en el espacio
    Gene Kogan demostró ayer que en tres años todos podremos ser suplantados por imágenes falsas de nosotros mismos y The Zero Gravity Band realizó una instalación inmersiva para sentir cómo se podría escuchar música en el espacio

Tiempo de lectura 4 min.

14 de junio de 2018. 07:53h

Comentada
Carlos Sala-.  14/6/2018

ETIQUETAS

El futuro da miedo, hay que reconocerlo, y lo peor de todo es que ya está aquí, no hablamos de 2123, una odisea en el baño, así que lo mejor es ser valiente y tirarse de cabeza cuanto antes, convertirse en futuro. Resistirse es envejecer y convertirse en irrelevante. Esto quedó clarísimo ayer en la primera jornada del Sónar + D que ayer abría sus puertas sólo para profesionales.

El nombre propio a seguir fue el de Gene Kogan, artista y programador especialista en desarrollar algoritmos para que el ordenador aprenda y se implique en la fusión de imágenes. En su escala más simple, se pueden crear imágenes psicodélicas artificiales. En su segunda escala, puede mezclar imágenes y convertir, por ejemplo, la Mona Lisa en un cuadro de Van Gogh o a manera de filtro, convertir una foto de noche en una foto de día. En la tercera y más escalofriante escala, se puede sustituir a una persona en cualquier otra. Es decir, en un futuro, puedes ver vídeos de ti mismo haciendo cosas que nunca has hecho.

Kogan realizó una demostración transformándose en imagen real en Donal Trump y haciéndole decir y hacer lo que él realizaba. Aunque todavía la respuesta es básica e imperfecta, Kogan aseguró que en menos de cinco años el hiperrealismo será tal que será imposible encontrar diferencias. «Tendrá que encontrarse una forma de verificar lo que veamos en nuestras pantallas, porque ya nunca se podrá saber si es real o no por sí mismo», sentenció el artista, que avisó de que las «fake news» son historia y ahora le toca el turno a las «fake images».

Otra de las estrellas de la primera jornada volvió a ser la realidad virtual en proyectos que te inmiscuían prácticamente en la película «Jurassic World» o en imágenes de reconocimiento facial que conseguían desmembrar tu rostro y colocarte cualquier gadget en tiempo real. Lila Pla Alemany, de Google, y Monika Bielsyte, de All Future Every-thing, ya avisaron que la realidad virtual afectarán por completo nuestras vidas en un futuro muy cercano, más allá de una alternativa de ocio más.

Dentro de la propuestas inmersivas, el Sónar también abrió su gran carpa para la realización del proyecto The Zero Gravity Band. En apenas 4 minutos, el público entra en un juego de luces y sonido para conseguir que sientas la experiencia de escuchar en gravedad cero y convertirse en una especie de astronauta musical. El público tenía que colocarse en el centro y muchos cerraban los ojos para vivir a través del sonido y su extraña absorción. Una experiencia intensa, rápida y llena de intriga.

Muchos juguetes posibles

Unos 5.000 profesionales de 65 países empezaron así a dar color y forma a las más de 230 actividades programadas. Entre los asistentes, ayer se pudo ver desde el cantante Gerard Quintana al diputado Carles Campuzano, que no dudaron en probar los múltiples «juguetes» a disposición en las diferentes mesas de muestras y las conferencias de nombres fuertes de la Nasa, al MIT Media Lab, Google Magenta o Mozilla. Las cartas están sobre la mesa y la apuesta está clara, el futuro.

Una primera jornada de impacto

Hoy arranca, a partir de las 13.00 horas, el Sónar tradicional con nombres que van de Daedelus a un final de fiesta con Laurent Garnier pinchando sus hits. El primer gran nombre será el exotismo de Kokoko! y habrá que estar muy alerta del club paralelo «Despacio» con James Murphy y 2ManyDjs en los platos durante seis horas. Además, se abrirá una de las grandes atracciones de este año, el Sónar 360º. Para cerrar, el Auditori acogerá a la OBC interpretando una pieza del minimalista Terry Riley.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs