MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
17:57
Actualizado

Uber ya se marchó de Barcelona en 2014

Volvió en marzo del año pasado y tras casi un año ofreciendo sus servicios en Barcelona, se marcha nuevamente por segunda vez

  • Uber se marcha, por segunda vez, de Barcelona
    Uber se marcha, por segunda vez, de Barcelona /

    Página web de Uber

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

31 de enero de 2019. 13:23h

Comentada
Alejandro Ortega.  Madrid. 31/1/2019

ETIQUETAS

El conflicto entre los taxis y los VTC ha derivado en la marcha de Uber de Barcelona, tal y como ha confirmado la empresa en un comunicado en su página web oficial, a la cuál se ha sumado minutos después Cabify. Las medidas aprobadas por la Generalitat de Cataluña no contentan a estas empresas e impiden la coexistencia entre taxistas y vehículos de alquiler con conductor y por ello han tomado la decisión de suspender el servicio en la Ciudad Condal.

La decisión de Uber llega tras casi un año de trabajo en Barcelona, ciudad a la que volvieron el año pasado tras parar sus servicios por primera vez a finales de 2014. Este hecho se produjo después de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ordenase el cese de su actividad debido al formato que la empresa usaba en aquella época llamado UberPop, un sistema con el que cualquier conductor podía recoger pasajeros si se encontraban en su ruta. Además, en diciembre de 2017, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ordenó que el modelo UberPop no se podía mantener y si Uber quería operar, necesitaba una licencia, como las de VTC.

La empresa estadounidense se vio obligada a cambiar su formato de negocio para desembarcar, nuevamente, en Barcelona en marzo del año pasado. Esto fue posible gracias al nuevo modelo que habían desarrollado, llamado UberX, con el cual los conductores profesionales pactaban con el cliente el viaje de manera previa a través de una aplicación, modelo que había empleado hasta el día de hoy. Con el segundo desembarco de Uber en Barcelona, el clima de conflicto volvía a incrementarse ya que esta decisión no gustó al sector del taxi, que aumentó sus protestas. Durante los tres años en los que estuvo Uber sin operar en Barcelona, la situación fue mucho más calmada debido a que los taxistas habían conseguido expulsar de la Ciudad Condal a la empresa catalana tras las sentencias judiciales y el único adversario que encontraban era Cabify.

Pero la guerra entre ambos sectores continúa y no ha sido posible encontrar el ambiente adecuado para una convivencia en paz y en igualdad. De este modo, Uber se despide de Barcelona tras haber ofrecido sus servicios a más de medio millón de personas en la ciudad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs