MENÚ
jueves 22 agosto 2019
14:17
Actualizado

El domingo 18 de marzo rebasó la previsión de clientes en los comercios

Las grandes superficies aseguran que se superaron los 700.000 usuarios que se esperaban. Aseguran que, por el momento, no se producirán despidos

  • El centro comercial MN4 (Alfafar) ha recurrido el acuerdo comercial alcanzado entre la Conselleria de Economía, las grandes superficies y pequeños comercios, por considerar que se le discrimina
    El centro comercial MN4 (Alfafar) ha recurrido el acuerdo comercial alcanzado entre la Conselleria de Economía, las grandes superficies y pequeños comercios, por considerar que se le discrimina
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

20 de marzo de 2018. 19:59h

Comentada
Valencia. 21/3/2018

Desde que se iniciara el cierre de grandes superficies y comercios en domingos y festivos, el pasado 18 de marzo fue el primer domingo en el que los negocios podían abrir, y se notó. El portavoz en la Comunitat Valenciana de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Joaquín Cerveró, aseguró ayer que el pasado domingo se superaron los 700.000 clientes que se esperaban.

Por lo que respecta a la posible bajada de ventas hasta ahora debido al cierre en los días festivos, Cerveró aseguró que es muy pronto aún para hacer valoraciones, aunque es evidente que la medida tendrá un impacto en la cifra de negocio de los centros comerciales. Lo que sí se puede asegurar, dijo, es que hasta ahora el hecho de que se cierren los comercios en domingo ha provocado que se produzcan más ventas en sábado y lunes. Por ello, tal y como se comprometieron desde que arrancaron los nuevos horarios comerciales, no se despedirá a ninguno de los trabajadores que habían sido contratados para cubrir dichas fechas.

Por el contrario, se les está reubicando en los días en los que hay mayores ventas. De todas maneras, señaló, se trata de empleados que, en muchos casos, son estudiantes, por lo que tampoco pueden trabajar todos los días.

En cuanto a los posibles efectos sobre las ganancias de las empresas, indicó que «hay razones para la prudencia». Con los anteriores cambios de horarios, cuando en Valencia se establecieron varias Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) en las que existía libertad horaria, se producía un «desplazamiento» de clientes hasta las grandes superficies que estaban abiertas. En esta ocasión el desplazamiento no se produce entre zonas, sino entre días de la semana.

El cierre de horarios comerciales empezó el último fin de semana de febrero, después de que Les Corts aprobaran, por procedimiento de lectura única y con la oposición del PP y la abstención de Podemos, el decreto de cambio en la Ley de Comercio por el que se establecía la libertad de apertura para los horarios comerciales solo en 38 domingos al año en Valencia y Alicante capital.

Los efectos sobre otros aspectos, como la recaudación del IVA, están por ver y habrá que esperar al año que viene.

El resto de regiones tampoco quiere abrir

Desde que en 2015 se produjera cambio de color de gobierno en muchas autonomías, la propuesta del Gobierno central de ir ampliando la libertad horaria en los comercios ha ido perdiendo fuerza. Solo Madrid, Murcia y Castilla-La Mancha abren más de diez domingos al año. La Comunitat Valenciana ha pasado de libertado total, a cinco ZGAT a solo poder abrir 38 domingos.

Últimas noticias