MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
22:22
Actualizado
  • 1

Madrid: Arranca el curso político más incierto

Los sondeos son muy diferentes a los de hace cuatro años: el PP pierde apoyos y el PSOE vislumbra una leve mejoría. Mientras, los partidos elegirán a sus candidatos durante el otoño.

  • Villacís, Carmena, Gabilondo, Martínez Almeida, Garrido, Errejón y Aguado
    Villacís, Carmena, Gabilondo, Martínez Almeida, Garrido, Errejón y Aguado

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2018. 08:28h

Comentada
Ángel del Río- Cronista de la Villa.  3/9/2018

El mes de septiembre marca en el calendario la fecha de volver a empezar en el trabajo, la escuela y la vida urbana. Pero también en el ámbito político se inicia un nuevo periodo de actividad, y en este septiembre que nos ocupa, el de un curso político, uno de los más inciertos y apasionantes en Madrid, de forma muy especial, en el Ayuntamiento capitalino y en la Comunidad Autónoma, de cara a las alecciones municipales y autonómicas de la próxima primavera. Los últimos sondeos demoscópicos indican que la situación es muy distinta a la de hace cuatro años por estas mismas fechas: caída del PP, ligera recuperación del PSOE y estancamiento de Ciudadanos y Podemos. Con alguna excepción, los partidos no tienen claro quiénes serán sus cabezas de cartel electoral y se ponen como límite de tiempo el otoño como estación de partida para la larga pre campaña electoral que se avecina. Y un dato para la historia y la reflexión: en 2109 se cumplirán 40 años de las primeras elecciones municipales democráticas, que dieron la victoria a la izquierda en las grandes ciudades.

Comienza con incertidumbre este nuevo curso político que llevará a las elecciones municipales y autonómicas, el domingo 26 de mayo de 2019. Madrid es la joya de la corona, tanto en el Ayuntamiento de la capital, como en la Comunidad, además de en otros municipios con poblaciones que rebasan los 200.000 habitantes y que son punto estratégico en la conquista del poder.

Si se cumplieran las previsiones actuales sobre tendencia de voto, la situación sería muy diferente a la que se daba ante las elecciones de 2015. Según los sondeos publicados, el PP corre el riesgo de no conseguir la victoria, ni en el Ayuntamiento de Madrid ni en la Asamblea regional, lo que haría imposible que gobernara, pese a un hipotético apoyo de Ciudadanos. En cuanto al PSOE, podría invertir la tendencia de las últimas dos décadas y ganar en ambas instituciones, según los sondeos, aunque para gobernar necesitaría el concurso de Podemos, que se queda estancado en sus expectativas de crecimiento.

Ante esta situación de incertidumbre, los partidos políticos se van a poner manos a la obra sara intentar cambiar las tendencias y, en el caso de los dos grandes partidos, el objetivo es claro: por parte del PP, conservar el gobierno de la Comunidad y recuperar el del Ayuntamiento de Madrid; en cuanto al PSOE, gobernar en la región y, junto a Podemos, en la Casa de la Villa.

Urge la elección de candidatos. Los partidos tienen claro que la pre campaña electoral comienza en septiembre, y con la perspectiva del próximo mes de mayo, hay que pergeñar las estrategias. Lo ideal en todos los casos sería elegir a los candidatos cuanto antes, para que estos pudieran trabajar con tiempo en el proyecto electoral. Pero el problema aparece cuando existe la posibilidad de que esos candidatos no sean los mismos que ahora ocupan cargos de gobierno en las instituciones, situación que podría influir en el ánimo de los que están ahora, pero que no lo estarán para entonces. Aún con esta realidad, todos se ponen como plazo el otoño para elegir a los cabezas de lista, ya sea en forma de primarias o bien por designación directa.

A estas alturas cobra emoción las quinielas sobre posibles nombres, en ese baile lento o trepidante, según las circunstancias, de candidatos. Vayamos por partes:

PP: en la Comunidad de Madrid, el actual presidente, Ángel Garrido, se postula como cabeza de lista, incluso urge al partido a que se pronuncie, aunque en Génova se barajan otros nombres que no trascienden y hay absoluto mutismo en este sentido. Lo mismo ocurre en el Ayuntamiento, donde hasta hace unos meses el perfil del candidato ideal coincidía con el de Pablo Casado, pero la elección de éste como presidente del partido, rompió esa posibilidad. Suena el nombre del ex ministro Íñigo Méndez de Vigo, el de Ana Pastor, y el del actual portavoz municipal, José Luis Martínez Almeida. Un sector pide que se celebren primarias para elegir a los candidatos, como se hizo con la elección de presidente del partido, y hay quien añade una dificultad: los que quieren ser candidatos, no están en los planes de la dirección del PP, y los que podrían serlo, no quieren estar, porque barruntan unos malos resultados electorales y no quieren acabar sus carreras con un batacazo en las urnas.

PSOE: sólo está claro y decidido que el candidato a la Comunidad es Ángel Gabilondo, que podría ser presidente con el apoyo de Podemos. Por lo que respecta al Ayuntamiento de Madrid, incertidumbre, ya que el candidato estaría abocado a ceder la alcaldía a Ahora Madrid a cambio del apoyo de los podemitas a Gabilondo en la Comunidad. Así las cosas, los nombres que suenan son los de la actual portavoz municipal, Purificación Causapié, la ex ministra Beatriz Corredor, o el siempre controvertido, Antonio Miguel Carmona. Parece que se descarta la opción de Baltasar Garzón.

Ciudadanos: el partido de Albert Rivera parece tenerlo claro: repetirán los mismos candidatos que en 2015, Ignacio Aguado, en la Comunidad, y Begoña Villacís, en el Ayuntamiento.

Podemos-IU: pendientes de si Manuela Carmena accede a repetir como candidata en la Casa de la Villa, aceptación que pasaría porque a ésta se le concediera el derecho a veto en su lista electoral, para poder gobernar sin sorpresas internas. En la Comunidad parece clara la opción de Íñigo Errejón.

Últimas noticias