MENÚ
martes 18 septiembre 2018
16:31
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Obligadas a prostituirse y a comer corazón de gallina

La Policía ha detenido a cuatro personas que engañaban y captaban a las mujeres en Nigeria

  • Una de las calles del madrileño polígono de la colonia Marconi
    Una de las calles del madrileño polígono de la colonia Marconi

Tiempo de lectura 2 min.

17 de agosto de 2018. 05:58h

Comentada
A. Voinescu.  17/8/2018

ETIQUETAS

La Policía Nacional ha liberado a tres mujeres de origen nigeriano que eran obligadas a prostituirse en el polígono de Marconi. Esta actuación, enmarcada en una de las operaciones en contra de la trata de seres humanos, se saldó con cuatro detenidos, tres de ellos fueron arrestados en Madrid mientras que el cuarto fue capturado en Reino Unido gracias al traslado de los agentes al país y a la colaboración de la National Crime Agency (NCA) y la West Midlands Police.

Estas mujeres fueron captadas en su país de origen a través de familiares cercanos con la promesa de que en Europa encontrarían una vida mejor, sin embargo cuando llegaron a la capital se vieron obligadas a ejercer la prostitución. Según informaron desde la Policía Nacional estas mujeres eran engañadas en Nigeria y desde ahí emprendían un viaje cruzando parte del continente africano hasta llegar a Libia, desde este país eran trasladadas a Italia para, más tarde, acabar en España. Desde el Cuerpo explicaron que las víctimas eran chantajeadas con diversos rituales de vudú, tradición muy arraigada en la zona de la que provienen estas mujeres. Como parte de estas ceremonias las víctimas fueron forzadas a ingerir el corazón de una gallina que había sido sacrificada en su presencia como símbolo de lealtad a la red. Las afectadas creían que, de no hacerlo, ellas y sus familias sufrirían terribles sucesos.

Asimismo, las trabajadoras sexuales eran obligadas a entregar a la red mafiosa todos los beneficios obtenidos para saldar una deuda que ascendía a 30.000 euros y a pagar el lugar en el que fueron obligadas a alojarse además de la conexión Wifi.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs