MENÚ
martes 22 octubre 2019
15:47
Actualizado

El profesor que abusó de nueve niños no irá a la cárcel

Reconocer los hechos y el pago de una indemnización de 2.200 euros por menor, propicia un acuerdo entre las partes y el Fiscal

  • El profesor de Religión no podrá volver a ejercer su profesión durante el tiempo de la condena
    El profesor de Religión no podrá volver a ejercer su profesión durante el tiempo de la condena
Murcia.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de abril de 2016. 20:20h

Comentada
Murcia. 20/4/2016

Un acuerdo de conformidad con las partes ha propiciado que Roberto P. S, el profesor de Religión acusado de haber abusado de ocho niñas y un niño, en el año 2011, no entre en la cárcel, a pesar de haber reconocido los hechos, según informó ayer Radio Murcia.

El suceso tuvo lugar durante el tiempo que trabajó en el colegio católico San Vicente de Paul, ubicado en la pedanía de El Palmar, cuando el ahora condenado a nueve años de prisión, uno por cada caso, sometió a tocamientos a los escolares sentándolos sobre sus rodillas, según la acusación, argumentando que era para corregir los ejercicios realizados.

El pacto al que ha llegado con el Fiscal impedirá que entre en prisión, dado que la última reforma del Código Penal, de diciembre del año pasado, señala que al tratarse de penas inferiores a dos años se aplicaría la suspensión condicional de todas ellas.

Por este motivo, se considera que no entraría en prisión, a pesar de acumular nueve años, al sumar cada una de las penas por cada uno de los delitos cometidos.

Con el reconocimiento de todos los hechos, el acusado ha podido evitar enfrentarse en las sesiones del juicio tanto a los alumnos de los que reconoció haber abusado y a sus familias.

Los estudiantes, que en el momento de la denuncia tenían siete años de edad, han podido también evitar el enfrentamiento y tener que recordar los detalles de la situación. En la actualidad las víctimas tienen doce años.

El profesor, además de reconocer los hechos, consignó mil euros por cada una de las denuncias, para indemnizar a los pequeños, por lo que se le han aplicado las atenuantes de reparación del daño por adelantado y de dilaciones indebidas. Ayer se comprometió en el acuerdo a entregar 1.200 euros más a cada una de sus víctimas.

Durante el tiempo de la condena se le ha inhabilitado para el trabajo de profesor.

La acusación particular, ejercida por los padres, reclamaba inicialmente penas de 32 años de cárcel. La fiscalía solicitaba cinco años y la defensa su absolución, por no estar probados los hechos. No obstante, el acusado reconoció ayer haber abusado de los nueve menores.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs