Contenido patrocinado

Los nuevos ganchos que usa la banca para que pidas una hipoteca

Descuentos especiales para clientes con un buen perfil, tipos fijos más bajos que nunca y contratación 100% digital

Imágenes de gente con mascarillas pasando por delante de bancos que anuncian hipotecas
Imágenes de gente con mascarillas pasando por delante de bancos que anuncian hipotecasJesus G. FeriaLa Razón

Ahora que parece que lo peor de la pandemia ya ha pasado, el mercado inmobiliario empieza a recuperarse: según el Instituto Nacional de Estadística, la compraventa de viviendas creció un 12,5% interanual entre los meses de enero y abril de 2021. Y los bancos, como es lógico, quieren aprovechar el momento para captar a clientes que necesiten financiar la compra de su nuevo hogar. Para tal fin, desde el comparador bancario HelpMyCash.com aseguran que las entidades han ideado nuevos métodos para hacer más atractivas sus hipotecas: descuentos especiales para clientes con un buen perfil, tipos fijos más bajos que nunca y contratación 100% digital.

Descuentos para buenos clientes

Uno de estos ganchos es, según HelpMyCash, la aplicación de intereses más bajos a clientes que reúnan ciertos requisitos atractivos para el banco: solicitantes con un alto nivel de ahorro, con una situación laboral especial (funcionarios, por ejemplo), con una edad inferior a los 35 años, que tramiten rápidamente su petición…

Un ejemplo es la Hipoteca Fija de Banco Santander, cuyo tipo es más reducido si se aportan más ahorros para la adquisición. Esta tiene un interés desde el 1,30% a 30 años si se financia hasta el 60% de la compra, desde el 1,35% si se necesita el 70% del valor del inmueble y desde el 1,40% si se pide el 80% de lo que cuesta la vivienda.

Y otro ejemplo es el de Openbank. Esta entidad virtual, que pertenece a Banco Santander, ha anunciado que aplicará un descuento de hasta 0,15 puntos sobre su Hipoteca Open Fija si el cliente cumple dos requisitos: entrega la documentación necesaria para analizar su petición antes de diez días (descuento de 0,10 puntos) y encarga la tasación de la vivienda y la obtención de su nota simple a través del banco.

Sin el descuento, la Hipoteca Open Fija de Openbank tiene un interés que parte del 1,30%, bonificado en 0,40 puntos a cambio de domiciliar los ingresos recurrentes y de contratar el seguro de hogar del banco. Por lo tanto, si se reúnen las condiciones promocionales, este préstamo se puede obtener con un tipo de interés desde el 1,15%.

Tipos fijos del 1% o incluso por debajo

Otro método que utiliza la banca desde hace unos meses para captar clientela es ofrecer hipotecas fijas con intereses muy bajos. De hecho, según los analistas de HelpMyCash, estos productos tienen ahora los tipos más reducidos que se han visto nunca en España: de alrededor del 1,50% para plazos de hasta 30 años o incluso inferiores.

Ahora bien, desde este comparador advierten de que ese interés tan bajo está, en muchas ocasiones, rebajado (bonificado) por la contratación de otros productos de la entidad: seguros, planes de pensiones, cuentas… En general, suscribirlos sale a cuenta por la reducción del tipo aplicado, pero siempre es aconsejable analizar las condiciones de estos productos para asegurarse.

La Hipoteca Fija de BBVA es un buen ejemplo. Este producto tiene un interés de entre el 1% a 15 años y el 1,45% a 30 años (sin comisión de apertura). A cambio, eso sí, esta entidad pide domiciliar la nómina y contratar un seguro de hogar (bonificación conjunta de 0,50 puntos porcentuales), así como suscribir uno de sus seguros de vida (bonificación de 0,50 puntos).

Contratación online hasta en bancos convencionales

Finalmente, también hay entidades bancarias convencionales que dan la opción de contratar sus préstamos hipotecarios a través de Internet. En concreto, permiten tramitar la solicitud por su página web, mandar a distancia la documentación requerida y contactar con el gestor del banco por teléfono o correo electrónico.

Entre los bancos que se han subido al carro de la solicitud online se encuentran entidades tan conocidas como Banco Santander o Deutsche Bank. Asimismo, otras financieras de menor tamaño como Liberbank o Cajamar también han lanzado nuevas hipotecas que se piden exclusivamente por Internet.

Hay que analizar bien cada hipoteca

Muchos de estos ganchos comerciales parecen beneficiosos para el cliente, que puede disfrutar de un interés más bajo o de un proceso de contratación más cómodo. No obstante, desde HelpMyCash aconsejan revisar bien toda la letra pequeña de la hipoteca ofrecida, pues es posible que se incluyan gastos adicionales no deseados como comisiones o productos extra.

Además, los analistas de este comparador indican que, antes de contratar un préstamo hipotecario, lo ideal es comparar sus condiciones con las de un mínimo de tres ofertas más. De este modo, el solicitante podrá ver qué banco le propone la mejor hipoteca y podrá tratar de negociar para conseguir un precio aún más atractivo.

Un proyecto de LR Content