Comienza el recorrido por los mejores restaurantes de Dubái. Primera parada: Amazónico

¿Sabías que uno de los restaurantes de moda de Madrid ha llegado, además de a Londres, hasta Dubái?

Los reconocidos restauradores Sandro Silva, chef brasileño y su mujer Marta Seco, economista asturiana, son los propietarios del Grupo Paraguas con el que han abierto algunos de los restaurantes más queridos tanto a nivel nacional, como internacional: El Paraguas, Ten con Ten, Amazónico, Ultramarinos Quintín, Numa Pompilio y Arde.

El primer Amazónico del grupo lo abrieron en la milla gastronómica de oro de Madrid. Gracias al éxito que a día de hoy siguen cosechando, pudieron abrir otro restaurante homónimo en Londres donde residen, y a finales del mismo año, en 2019, se expandieron a uno de los países más exclusivos del mundo, Dubái, con lo que sería su segundo restaurante ubicado fuera de España. Y todo este crecimiento se ha dado en menos de dos años.

Se encuentra en una zona privilegiada de los Emiratos Árabes Unidos, como no podía ser de otra manera, concretamente en Gate Village Pavilion, en el importante centro financiero de la ciudad.

Este ocupa un edificio de tres pisos coronado con una azotea con terraza y su decoración interior está diseñada con materiales naturales con las ideas de Lázaro Rosa-Violan. Al igual que sus hermanos, está inspirado en la selva tropical.

Siguiendo las características de sus antecesores, el menú del restaurante de Dubái está inspirado en la diversidad cultural, así como en el patrimonio gastronómico brasileño de la región amazónica y las comunidades asiáticas y mediterráneas. “El Amazonas es más que un río, conecta personas, culturas y tradiciones. Esto, junto con un homenaje a la naturaleza, es el núcleo de nuestro concepto”, explica el chef Silva.

Allí se pueden degustar platos elaborados bajo una mezcla de técnicas tradicionales y de vanguardia que están compuestos por carnes, pescados, mariscos y otros productos seleccionados de máxima calidad.

Abierto desde el almuerzo hasta la cena, los comensales pueden disfrutar del espacio que prefieran. El gran comedor principal cuenta con una terraza interior y exterior, donde disfrutar de cualquier plato del menú viendo a los chefs trabajar a través de la cocina abierta.

Si eres fanático absoluto del sushi tienes un rincón para ti, y no te puedes perder el japonés-peruano que elaboran en el mostrador de sushi rodeado por ocho asientos para ser parte del público privilegiado. Este está situado en la planta inferior y también cuenta con su propia terraza con mesas de comedor.

Para degustar algo más light, tienes que ir al Bar & Lounge de ambiente vibrante, donde sirven, principalmente, recetas culinarias más informales, bocadillos y cócteles a cualquier hora mientras suena música ambiental en directo cada noche.

La zona más alta de Amazónico Dubái, la de la terraza en la azotea, es perfecta para relajarse divisando el magnífico skyline de la ciudad por la noche. Es el espacio más festivo y divertido del restaurante, en el que tomar un buen cóctel acompañado de música hasta altas horas de la madrugada.