Sylvan Rock es la casa diseñada por Aston Martin que cuesta más de 6 millones de euros

Si te gustan los vehículos de Aston Martin, prepárate, porque te vas a enamorar de la primera urbanización privada que ha diseñado en colaboración con el estudio Architecture S3 y que tiene un valor de 7,7 millones de dólares.

Majestuosa, no la podríamos definir con un adjetivo mejor. Sylvan Rock es la finca que el estudio de arquitectura, que construye y diseña propiedades residenciales de lujo, S3 Architecture, y la reconocida firma de coches de lujo están a punto de hacer realidad.

Esta obra maestra se levantará en una localización privilegiada rodeada de naturaleza. En mitad de 55 acres de tierra en Rhinebeck, a dos horas Nueva York, que responde a un estilo de vida moderno reinventado para los amantes de la naturaleza.

Para su construcción y diseño interior, se emplearán métodos sostenibles, así como materiales y sistemas eficientes e innovadores ,j entre los que destacan las vigas de madera maciza, el cuero, los metales, los paneles de techo contralaminados y los acristalamientos de bajo consumo. En ella, juegan con texturas cálidas, formas atrevidas y privacidad, enfocándose principalmente en el bienestar del propietario, siguiendo la línea de la sensación que se experimenta con uno de los coches de Aston Martin.

El viaje hacia Sylvan Rock comienza con una entrada tranquila por una carretera rural aislada que dirige hasta la residencia y a los espacios multiusos que la rodean, mimetizados con su entorno. La mansión, que ofrecerá unas impresionantes vistas a las montañas de Catskills y al bosque de árboles, estará levantada sobre un terreno rocoso virgen al que imita y que favorece a su arquitectura de dramáticas líneas, dando como resultado una forma exterior moderna, pero natural, revestida de cedro ennegrecido.

El interior aguarda, entre sus más de 500 metros cuadrados, un garaje subterráneo integrado en la estructura para presumir de la colección de vehículos, que hace de escaparate y que se conecta con el cálido salón principal del nivel inferior. En esta zona también está situada la guarida de oficina con chimenea, desde donde el propietario tendrá todo el control remoto de su propiedad.

Subiendo, se llegaría a los espacios habitables de la exclusiva vivienda, que se dividen en dos alturas y que son cuatro dormitorios, (entre ellos la suite principal con baño privado y vistas privilegiadas), cuatro baños, dos aseos, la cocina que se centra en una isla monolítica con mesa de comedor privada y electrodomésticos de lujo, la “guarida oficina”, que hace de estudio privado y el voladizo con vestidor y bar.

Fuera de la casa principal se encuentran, también como parte de la propiedad, una casa multifuncional de piscina para huéspedes de casi 90 metros cuadrados, rodeada de una imponente terraza e impresionante piscina, y con un salón al aire libre que acoge una piscina climatizada y salas de tratamiento, una casa árbol diseñada a medida para vivir experiencias únicas y un Food Garden destinado a la producción de frutas y verduras con un diseño de paisaje, al que se accede por una segunda entrada para el personal. También se construirá un fabuloso estanque en los alrededores.

Como compañero perfecto Sylvan Rock, el tándem formado por S3 Architecture y Aston Martin, ha diseñado el DBX, un coche disponible por separado que sigue la estética de la residencia con su exterior en Onyx Black.

La encargada de buscarla dueño es la marse emplearán métodos sostenibles, así como materiales y sistemas eficientes e innovadores or 7,7 millones de dólares.