Así es el único restaurante del mundo con dos estrellas Michelin que solo ofrece postres

Abre bien los ojos porque, posiblemente, esta sea una de tus fantasías: un restaurante en el que solo se sirven, única y exclusivamente, postres.

Coda Dessert Dining & Bar
Coda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & Bar

El vanguardista barrio berlinés de Neukölln acoge desde 2016 Coda Dessert Dining & Bar. Su chef y pastelero, el alemán René Frank, así como su socio comercial, Olivier Bischoff, director gerente de una oficina de diseño, pueden presumir de dirigir el único restaurante del mundo que solo cuenta con postres en su carta y que ha sido galardonado en 2019 con una Estrella Michelin. En 2020 ganó una segunda.

También es el único restaurante de postres de toda Alemania, un concepto nuevo e inusual que se desarrolla en un local con paredes de piedra, una barra central y mobiliario sencillo de madera. Pero pensar que lo que ofrece es exceso de dulce, es una equivocación. En Coda se sirven los postres como tapas, en un menú con siete platos basados en técnicas de repostería artesanal, bocadillos, y bebidas de maridaje como té Oolong o Jerez Oloroso que se adaptan individualmente a cada plato para que estén en armonía.

Coda Dessert Dining & Bar
Coda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & Bar

“El enfoque de René Frank a la pastelería combina la técnica clásica con la interpretación moderna y progresiva. Deconstruye los métodos tradicionales para demostrar que los postres pueden ser más que un plato final: completos y nutritivos por derecho propio”, aseguran en la web del restaurante.

Los ingredientes que emplea el chef pastelero son 100% frescos y se basan en los sabores naturales de verduras, frutas, queso, legumbres y hierbas. Postres que suenan tan bien como berenjena con nueces y balsámico de manzana o higo con avellana y anchoa.

Coda Dessert Dining & Bar
Coda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & Bar

Combinaciones de texturas y sabores que René sabe interpretar a la perfección, y para las que evita el uso de azúcares refinados, colorantes, aditivos e incluso harina y lactosa, reemplazándolos por la dulzura, salado, amargor, acidez y umami básico de los productos (concepto que significa “sabrosura”). Con todo y con eso, sus obras están diseñadas para ser ligeras, fáciles de digerir y no ricas en calorías.

Estas exóticas elaboraciones de René Frank han sido inspiradas por su carrera internacional. Sus viajes le han enseñado a interactuar con sabores diversos procedentes de lugares como Japón, Portugal e Italia, y, de este modo, los platos que ofrece en su restaurante abren la puerta a un nuevo “continente culinario”.

Coda Dessert Dining & Bar
Coda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & BarCoda Dessert Dining & Bar

El menú principal tiene un precio de 128 euros y, Coda, también ofrece un menú nocturno algo más pequeño, formado por tres o cuatro platos y cócteles. Conociendo ya la existencia de Coda Dessert Dining & Bar, ¿por qué no visitarlo en tu próximo viaje a Berlín?