El té más exclusivo y sofisticado del mundo se sirve en este lujoso hotel londinense

Con la bajada de las temperaturas, pocas cosas hay más apetecibles que un té caliente. Y qué mejor que tomarlo en la cuna del té, donde es todo un hábito.

En Gran Bretaña, el té de las cinco de la tarde es casi una obligación. Pero esta costumbre tan arraigada, está cada vez está más expandida por todo el mundo. ¿Quién le diría que no a esta deliciosa bebida con miles de variedades?

Si eres un apasionado del té y viajas hasta Londres, deberías, sin ninguna duda, acercarte hasta el bar del lujoso hotel The Goring, el único que cuenta con la aprobación de la Reina Isabel II y que está situado en uno de los extremos del Buckingham Palace. Allí es donde hacen los tés más exclusivos y sofisticados de la ciudad desde que se inaugurara hace más de cien años, llegando incluso a conseguir el premio al mejor té de la tarde de Londres del The British Tea Guild Council.

Este histórico hotel de gestión familiar tiene un estilo londinense elegante y embaucador, y una de sus ofertas más famosas es la gastronómica. The Goring Hotel cuenta con distintos espacios destinados a ella.

El comedor, cuya cocina está a los mandos del chef Richard Galli, cuenta con Estrella Michelin y es el lugar perfecto para degustar unos excelentes platos británicos de alta cocina. Por otro lado, encontramos el bar, un espacio en el que la decoración y su cálido ambiente envuelven. Es el lugar perfecto para sentarse a tomar un champán, vino, licor, cóctel o el afternoon tea, siendo esta última opción la mejor experiencia. Y, por último, la impresionante terraza.

Los tés en The Goring, servidos por el cualificado y cortés personal en grandes teteras de porcelana, se pueden degustar exclusivamente en dos localizaciones. Una de ellas es la terraza con vistas a los jardines privados, una estancia al aire libre llena de sillas y diferentes tipos de asientos, que se convierte en el lugar perfecto cuando salen unos rayos de sol, mientras que la otra es la del Dining Room o salón principal, una opción perfecta para pasar la tarde y resguardarse de las típicas lluvias de Londres.

Pero es que además de la amplia carta de tés de The Goring, en la que predominan las infusiones aromáticas de hojas de té provenientes de plantaciones de la cordillera del Himalaya, se puede disfrutar de una refinada selección de pasteles artesanos, bollos, mermeladas caseras afrutadas y sándwiches para acompañar, y coronarlo con una copa del mejor champagne Bollinger Special Cuvée o Bollinger Rosé.