El Summa-112 de Madrid registra 340 llamadas relacionadas con el coronavirus en cuatro horas

La tendencia va en aumento: ayer recibieron 360 avisos. Las autoridades sanitarias piden calma

Una ambulancia aparcada en la entrada del Hospital Carlos III de Madrid, donde se ha trasladado a los dos infectados. (AP Photo/Manu Fernández)
Una ambulancia aparcada en la entrada del Hospital Carlos III de Madrid, donde se ha trasladado a los dos infectados. (AP Photo/Manu Fernández)STRAP

El miedo que se ha instalado en la capital tras la llegada del coronavirus (ya son dos los casos confirmados en la Comunidad de Madrid) no solo se deja notar en el desabastecimiento de mascarillas en las farmacias y también de geles antibacterianos. En total, la central de avisos del Summa-112 recibió ayer 360 llamadas relacionadas con el virus chino. Hoy, y a tenor de los datos que se manejan a esta hora, los números van a incrementarse: entre las 8:00 y las 12:00 horas ya se habían registrado 340 alertas.

Ante esta circunstancia, los efectivos sanitarios y los responsables de la Consejería de Sanidad piden calma, no hacer caso a los bulos, y recuerdan a los madrileños que es importante seguir las recomendaciones. Los que hayan viajado en los últimos días a alguna de las zonas de riesgo (China, Corea del Sur o Italia) y no presenten sintomatología pueden realizar vida normal. Pero si en los 14 días posteriores al regreso desarrollasen síntomas respiratorios deberán quedarse en su domicilio y contactar con los servicios de salud (llamando telefónicamente al 112).

Al tratarse de una enfermedad vírica, la mejor forma de protegerse ante un posible contagio es realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas). Además, se debe extremar la precaución a la hora de acercarse a personas con signos de afecciones respiratorias (estornudos o tos frecuente) y mantener una distancia mínima de un metro. Si sufre alguno de los síntomas, debe cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables o con una tela al toser o estornudar. Es decir, ninguna recomendación extraña que no se incluya dentro de las medidas para evitar la propagación de la gripe común.

Además, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el riesgo de infectarse por el contacto con objetos es muy bajo pero se deben tomar precauciones similares a las de otras enfermedades víricas.