¿De qué sirve cerrar los colegios si los parques, bares y terrazas están llenos?

La falta de concienciación de muchos ciudadanos pone en tela de juicio la efectividad de medidas tan controvertidas para frenar el coronavirus

Thumbnail

El pasado lunes llegaba el mazazo. La presidenta de la Comunidad de Madrid anunciaba el cierre durante dos semanas de guarderías, colegios y universidades. Sin duda una medida controvertida adoptada en una situación de crisis por el coronavirus. Padres, empresas, colegios... todos a una se pusieron las pilas para buscar la mejor forma de adaptarse a esta nueva situación.

Muchos buscaron en el teletrabajo la vía de escape, otros tuvieron que adelantar días de sus vacaciones para cuidar de los más pequeños y una amplia mayoría tuvo que recurrir, una vez más, a los abuelos, ese grupo de población “en riesgo”.

Pues bien, de nada sirven las medidas de “protección” ante este virus si la gente no se conciencia. Basta con echar un vistazo a los parques, bares, terrazas... todo lleno. De qué sirve cerrar colegios si los niños siguen juntos en los parques y lo que es peor, con los abuelos. Por no hablar de todos los que aprovechan el buen tiempo para quedar en un bar o una terracita.

Son muchos los padres que denuncian este tipo de hechos. Así no se evita el contagio ni se mucho menos se previene. Y de nada sirve que la mitad de los padres sigan lo establecido si la otra mitad hace caso omiso. Dicho esto, y hablando de falta de concienciación, en los últimos días se ha hecho público el vídeo de un médico español que reside en Milán, que alude directamente a este tema.

En tono sereno y pausado, explica cómo se llegó a la situación de parálisis que vive Italia y apunta ciertas similitudes con España. Si bien en un principio el problema residía en la falta de acuerdo político, el mayor problema que existe a día de hoy es la falta de concienciación de los ciudadanos. Y razón no le falta. Aquí en España las redes sociales también apelan a la responsabilidad y al sentido común, en especial de adolescentes y adultos.