Ayuso desautoriza a Aguado por “no consultar” su plan postcovid

Aguado inicia hoy reuniones con los grupos parlamentarios de la Asamblea, pero el PP anuncia que le dará plantón. Ayuso le recuerda que las decisiones se deben «tomar juntos» y propone que el primer encuento sea con VOX

Isabel Díaz Ayuso participa en una videoconferencia con Pedro Sánchez y los presidentes de las CC.AA
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, participa durante la reunión semanal que el presidente del Gobierno mantiene por videoconferencia con los presidentes de las comunidades autónomasEFE

Toca reconstruir Madrid por la crisis del coronavirus y los planes de Díaz Ayuso y Aguado van por caminos diferentes. El vicepresidente del Gobierno, Ignacio Aguado, ha decidido «de manera unilateral y sin consultar a la presidenta de la Comunidad de Madrid», dicen desde Sol, reunirse con los grupos parlamentarios de la Asamblea para poner en marcha los trabajos de reconstrucción con dos mesas de trabajo: una sobre economía y empleo y otra sobre políticas sociales y familia, aunque no se descarta que se formen otras.

Desde el entorno del vicepresidente aseguran que el formato «sería similar al que se ha puesto en marcha en el Ayuntamiento de Madrid por parte de Almeida y Villacís», donde sí ha llegado el «espíritu del pacto», tal y como ha dicho la propia vicealcaldesa de Cs. La idea es que las mesas no se alarguen más allá del mes de julio con el objetivo de que la comisión de reconstrucción arranque en septiembre en la Cámara de Vallecas y pueda utilizar como punto de partida los acuerdos alcanzados en las mesas, añaden fuentes de la formación naranja. El vicepresidente se alinea así con el PSOE, el primero en plantear un gran pacto para la reconstrucción de la Comunidad y cuyo portavoz, Ángel Gabilondo, en los últimos días ha dejado abierta la posibilidad de una moción de censura en un futuro próximo. De los planes del vicepresidente también participan los grupos de la oposición. Pero el Grupo Popular está dispuesto a dar plantón mañana a su socio de Gobierno en la reunión con los grupos políticos. Su portavoz en la Asamblea, Alfonso Serrano, ya ha dicho que no mantendrá un encuentro con partidos como Podemos o Más Madrid. ¿Por qué? «Porque están llevando al Gobierno regional a los tribunales y a comisiones de investigación para hacer circo».

La presidenta madrileña también ha dejado claro desde el principio su rechazo a llegar a acuerdos con el PSOE. «yo no pacto con el desastre», llegó a decir hace unas semanas.

Pero a la vista de que su socio de gobierno sigue adelante con sus planes, ayer le desautorizó públicamente con el mismo argumento que Aguado ha reprochado en alguna ocasión: «la estrategia se decide en el Consejo de Gobierno; las cosas hay que hacerlas bien, no de manera unilateral».

Ayuso ha apostado por un plan de reactivación con treinta medidas y ayer anunció en Telemadrid que en la reunión del próximo consejo de Gobierno propondrá una ronda de consultas con los grupos políticos empezando por Vox, para presentar el plan. Pero «quiero hacerlo juntos: el vicepresidente y yo, y primero con Vox, que es el grupo que nos ha dado el gobierno de coalición que tenemos», dijo como deferencia con la formación que preside en Madrid Rocío Monasterio. Y después, su idea es ir reuniéndose con los grupos parlamentarios de mayor a menor. Es decir, primero con el PSOE y, después, el resto de grupos a los que irá explicando el plan. «Se trataría de una ronda de consultas para que hagan sus propuestas (...)Lo mejor es que estas decisiones las tomemos juntos y que juntos nos reunamos grupo por grupo», remarcó. Por eso «voy a apelar a hacerlo como es costumbre y lo que las normas en política y respeto institucional piden». Y es que, más allá del grado de amistad entre los miembros de un gobierno, «la eficacia se mide por las políticas que llevan a cabo y en beneficio de todos los ciudadanos y esto se ve en el plan de medidas que hemos aprobado para todos los ciudadanos», sentenció.

De momento, Díaz Ayuso cree que cuenta con el beneplácito de Vox. «Creo que lo va a recibir con buen gusto, otra cosa es otros grupos de la Cámara...Porque en flexibilizar los usos del suelo, reducir trabas burocráticas, reducir impuestos y cargas fiscales, en esto ideológicamente nos entendemos menos, pero hay que intentarlo». Entre otras cosas porque considera que hay otras medidas que puedan resultar beneficiosas para la ciudadanía para seguir luchando contra la epidemia o que los alumnos de FP puedan seguir estudiar a distancia.

Díaz Ayuso no quiso entrar a considerar la posibilidad de una moción de censura, tal y como sugirió el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo. «Tengo que seguir proponiendo planes que son necesarios para las empresas, autónomos, comerciantes... Ahora viene una crisis sin precedentes y dedico todo mi tiempo a solucionarlo. Es tan importante lo que tenemos entre manos que los ciudadanos ahora mismo no entenderían que estuviéramos entretenidos con otras cosas».

“Tenemos un gobierno sólido"

Poco después, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, negó que tuviera mala relación con Isabel Díaz Ayuso en una entrevista en la Sexta. «Sabemos que estamos en el centro de todas las miradas y hay muchos intereses para intentar que no parezca así», digo al ser preguntado. «Tenemos distintos puntos de vista, pero formamos un gobierno sólido, sólo que en momentos como el actual tenemos que ampliar consensos porque lo que nos piden en la calle es que nos sentemos a hablar», dijo refiriéndose a la reunión que mantendrá mañana con los grupos parlamentarios, salvo con el popular.

Del mismo modo, Aguado rechazó «rotundamente» que se esté planteando en estos momentos una moción de censura contra Díaz Ayuso. «Quiero llegar a acuerdos con la oposición», insistió.