Madrid: la cotorra argentina, con los días contados

El Ayuntamiento da luz verde al contrato para erradicar su presencia a un 10% de la actual

Ejemplar de cotorra argentina
Ejemplar de cotorra argentina

En rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la portavoz Inmaculada Sanz ha anunciado la aprobación del contrato que permitirá el control de cotorras argentinas y de kramer. Una especie invasora que no solo supone una “amenaza para las aves autóctonas y nuestro ecosistema”, sino también un “peligro para ciudadanos, debido sobre todo a los grandes nidos en los arboles, que pueden superar los 100 kilos de peso”

Sanz ha explicado que la expansión de estas especies se han disparado en Madrid, con un “aumento del 33% entre 2016 y 2019”, lo que ha motivado luz verde a una “actuación rápida para reducir y controlar” su presencia. Se prevé que las actuaciones se prolonguen durante 23 meses.

El objetivo, ha aclarado la portavoz, es “limitar en un 10%” la presencia de estas cotorras. Una especie que tiene una altísima tasa de éxito reproductor. De hecho, cada pareja de cotorras argentinas pone una media de seis huevos, con dos puestas al año, de los que sobreviven más de cuatro ejemplares. Su población ha llegado a alcanzar los casi 13.000 ejemplares. Así, desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante se elaboró un plan integral para reducir y controlarlas, en un proyecto que tendrá un coste de 2.930.097 euros.