El “plan retorno” de Madrid se hará por quincenas e incluirá medidas de aforo

La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha avisado de que no necesita “ni huelgas ni amenazas”, porque la prioridad es evitar “volver a dejar una generación entera de estudiantes en casa”

La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha adicho este miércoles que el plan para la ‘operación retorno’ que la Comunidad de Madrid presentará esta semana se implantará por quincenas, en función de la evolución epidemiológica, e incluirá nuevas medidas de restricción de aforos.

En una entrevista con 'EsRadio' recogida por Efe, Ayuso ha explicado que el plan incluirá "unos criterios objetivos" que permitan decidir "con objetividad, con criterio" y "con tiempo" si pueden celebrarse o no espectáculos públicos.

Ayuso ha advertido, en cualquier caso, de que "Madrid no está para fiestas, en general, de ningún tipo", y ha apuntado que "según avance la epidemia" se aplicarán "unos u otros escenarios" del plan que se presentará "antes de que acabe la semana".

Dicha 'operación retorno' incluirá medidas como "incrementar más los famosos rastreadores", reforzar el transporte público, realizar más pruebas serológicas o volver a habilitar hoteles medicalizados.

"Hay muchísimas de las medidas que estamos tomando que van contra mis principios", ha asegurado la presidenta, quien ha lamentado "profundamente" tener que limitar el ocio nocturno o los horarios de la hostelería y ha admitido que "el sector público está arremetiendo contra el sector privado" por razones de salud pública.

En cuanto al inicio del curso escolar, que se producirá escalonadamente para las distintas etapas durante los próximos días, Ayuso ha comentado que, si bien "a lo largo del curso es probable que prácticamente todos los niños, de una manera u otra", se contagien del coronavirus, esto puede ocurrir en sus casas o en otros espacios, mientras que los colegios serán "sitios muy seguros".

"La gente ya se está contagiando, y los niños ya se están contagiando (...) el problema no está siendo el colegio", ha indicado la presidenta, quien ha insistido en que "la gente ha de salir a la calle" y en concreto "los niños tienen que volver al colegio" para "estar con los chicos de su edad", volver "a sus rutinas" y "aprender a socializarse".

Y ha avisado de que no necesita “ni huelgas ni amenazas”, porque “no es momento de ‘yo, yo, yo’” y la prioridad es evitar “volver a dejar una generación entera de estudiantes en casa”. EFE