La nueva plaza del Carmen: espacios verdes y una «revolución» en el parking

El Gobierno de Almeida someterá en los próximos días a información pública el proyecto para renovar este enclave del distrito Centro tanto en superficie como en su aparcamiento

La plaza del Carmen, situada en el distrito Centro de la capital, a apenas unos metros de la Gran Vía, lleva años en una situación de semi abandono y con problemas filtraciones y humedades en su aparcamiento subterráneo. El Gobierno de José Luis Martínez-Almeida se comprometió, a los pocos meses de llegar a la Alcaldía, a renovar este enclave para hacerlo más «habitable» y «seguro». En estos meses, el área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Borja Carabante, ha ido perfilando los detalles de esa reforma, cuya licitación ya está más próxima. De hecho, el proyecto se someterá a información pública en los próximos días, tal y como reconocen fuentes municipales a LA RAZÓN. Desde este área precisan que toda la reforma de la plaza ha contado con la participación vecinal atendiendo a sus demandas.

La transformación de la plaza, construida hace más de 60 años, supondrá dotarla de más zonas verdes y mejores condiciones de seguridad y accesibilidad para vecinos y visitantes. Implicará además una intervención en la reorganización en superficie del tramo de la calle san Alberto que discurre entre la propia plaza y la calle Montera. En paralelo a la reforma de este espacio, el Ayuntamiento también acometerá la renovación del aparcamiento subterráneo con el fin de atajar los problemas relacionados con filtraciones y humedades tras medio siglo de funcionamiento. Y en este punto, desde el consistorio apuntan a que estas obras «revolucionarán» el parking al convertirlo en uno de última generación.

El contrato que se licitará para realizar esta actuación incluirá la explotación del aparcamiento durante 30 años con un canon mínimo anual de 240.000 euros. La inversión en obras sin IVA será de 10 millones de euros y el plazo estimado de ejecución se situará en el entorno de los 15 meses. Como parte de los pliegos del contrato, el concesionario tendrá la obligación de realizar una reinversión mínima cada 10 años de 285.000 euros.

El objeto del proyecto incluye, por tanto, la reforma del diseño urbano de la plaza del Carmen y la rehabilitación de los cuatro niveles del aparcamiento subterráneo. En lo que afecta a la plaza, el entorno en superficie ganará espacio verde, a través de parterres vegetales y nuevos árboles, y zonas estanciales.

Mientras, el aparcamiento va a ser adaptado «al prototipo de parking sostenible e inteligente que promueve la Estrategia de Sostenibilidad Madrid 360», señalan desde el área de Movilidad. Entre las obligaciones que tendrá que contraer el concesionario destaca que una planta se reservará en exclusiva a vecinos y comerciantes de la zona y otra, a servicios de interés municipal. Además, se reservará medio centenar de plazas para vehículos eléctricos. El aparcamiento, a su vez, deberá estar conectado con el del hotel colindante para reducir el tráfico en superficie. Se permitirá el estacionamiento de bicicletas y Vehículos de Movilidad Urbana como los patinetes. Y además será un aparcamiento totalmente accesible para Personas con Movilidad Reducida, con acceso exclusivo a plazas para estas personas.

El aparcamiento contará con 435 plazas totales distribuidas en 398 para coches, 11 para camión y 26 para motos, configurándose como un aparcamiento de última generación de uso mixto. En sus cuatro plantas se contemplan usos que redundan en esta idea innovadora como micrologística, carsharing, aparcamiento en rotación, aparcamiento de residentes, recarga eléctrica, estacionamiento de bicicletas y VMU así como otros servicios adicionales. El espacio de micrologística se considera un servicio adicional del aparcamiento destinado al transporte de última milla, carga y descarga con el objetivo de descongestionar la zona en superficie. El aparcamiento dispondrá de sistema electrónico de captación de matrículas por imagen para facilitar el acceso a la zona de bajas emisiones de todos aquellos vehículos cuyas matrículas sean registradas por el sistema de captación y contará con pago por móvil que permita la utilización del aparcamiento abonando el servicio de forma automática sin necesidad de utilizar los sistemas de cobro existentes en la instalación.

Las obras podrían arrancar en mayo
Los plazos con los que cuenta el área de Medio Ambiente y Movilidad, dirigida por Borja Carabante, para concretar la renovación de la plaza del Carmen son los siguientes. Se someterá a información publica la próxima semana el Estudio de Viabilidad Económico-Financiera y el proyecto de rehabilitación. A partir de ahí el consistorio deberá responder y resolver las posibles alegaciones. El objetivo es que a finales de noviembre se inicie la licitación y que las obras comiencen en mayo. Para la selección del adjudicatario se tendrán en cuenta criterios como la oferta al alza del canon mínimo fijado en 240.000 euros y del número mínimo de puntos de recarga eléctrica así como la oferta a la baja del precio del abono para residentes.