El Ayuntamiento de Madrid “en ningún caso” establecerá el control de precios de los alquileres

El Consistorio rechaza intervenir en el mercado: “Ha sido un fracaso, en Berlín se hizo y el precio del alquiler subió un 36%, y en París desapareció un 20% la oferta de alquiler de pisos, que se fueron al mercado negro”

Carteles de pisos de alquiler en MadridAlberto R. RoldánLa Razón

El delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, ha sostenido este martes que “en ningún caso” se establecerá el control de precios de los alquileres en la capital al considerar que se trata de una medida “populista y basada en el mensaje fácil”.

Fuentes ha afirmado en un coloquio ‘online’ en Executive Forum que la medida, que se ha implantado en ciudades europeas, no ha funcionado, como es el caso de Berlín, donde ha asegurado que ha subido el precio del alquiler un 36%, o París y Lyon, donde ha “desaparecido” un 20% la oferta de alquiler de pisos creando “una nueva economía del mercado negro”.

“No encontramos ni un aspecto positivo a esta regulación, atenta contra el libre mercado, el comercio y contra principios fundamentales”, ha indicado el delegado.

Asimismo, ha considerado que el Gobierno pasará “la patata caliente” en este ámbito a las comunidades y los ayuntamientos y ha destacado que Madrid en “ningún caso” aplicará esta medida.

Fuentes ha reprochado a Podemos que afirmara que el “80% del mercado del alquiler se encuentra en manos de fondos buitres”, cuando ha asegurado que “el 96% se encuentra en manos de propietarios particulares”. “Es una distorsión de la realidad que no vamos a permitir”, ha apuntado.

En cuanto a las viviendas turísticas, ha indicado que el plan especial que realizó el anterior equipo municipal “está pendiente de resolverse judicialmente” y ha añadido que ya han trabajado en una normativa paralela, aunque esperarán que se resuelvan estos asuntos para “no volver a fallar y cometer los mismos errores”.

El delegado madrileño ha detallado que se trata de una actividad que supera el ámbito del urbanismo y que se tiene que abordar también desde el punto de vista económico, medioambiental y de condiciones de salubridad y seguridad. “Hay que regularlo pero de forma integral, no solo desde el punto de vista urbanístico”, ha agregado.