La Comunidad de Madrid descarta adelantar el cierre del Metro

El consejero Ángel Garrido afirma que no ve una “necesidad clara” de hacerlo, por lo que ha asegurado que, por ahora, lo dejará “tal y como está”

Despejadas las dudas con el Metro de Madrid. La Comunidad registro durante este puente de La Almudena “variaciones pequeñas” en el uso del transporte público en la región y descarta, de momento, modificar el horario de Metro de Madrid por el toque de queda -de medianoche a 6 horas-.

“Unos días ha subido un poco y otro ha bajado. Eso sí, se recuperó el lunes porque la festividad solo era en la ciudad de Madrid y creció sobre todo en transporte interurbano. Se ha desarrollado en parámetros de pura normalidad”, ha destacado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, durante una visita a la estación de Príncipe de Vergara.

En esta clave, ha apuntado que cuando sí que se apreció un aumento fue ayer con hasta un 15%, crecimiento más acusado en el caso del transporte interurbano.

Garrido, además de puntualizar las medidas de la Comunidad sobre un hipotético cambio del horario del suburbano, ha señalado que de momento no se ha apreciado una “necesidad clara” y que “según la evolución” se estudiará.

El Metro adelantó el cierre del subterráneo desde el 24 de marzo, a las doce de la noche, en lugar de a la una y media de la madrugada, ante la situación del estado del alarma del Covid.

El horario habitual de Metro se recuperó el 8 de junio, pero la Consejería de Transportes volvió a considerar el adelanto el pasado octubre con la segunda oleada del coronavirus, señalando que se revisará la situación “cada día” en razón de la caída de la demanda por el toque de queda y el estado de alarma vigentes.

En otro orden de cosas, ha confirmado un total de seis nuevos ascensores, que harán “plenamente accesible” en junio del año que viene, la estación de Metro de Madrid de Príncipe de Vergara, que conecta las líneas 2 y 9 del suburbano.

Los trabajos de instalación de estos dispositivos ya se han completado al 70%, como ha comprobado este martes el consejero del área durante una visita.

“Queremos derribar barreras y que Metro de Madrid sea cada vez más accesible e inclusivo para todos. Nuestro objetivo es que la discapacidad, de cualquier tipo, no sea un impedimento en el uso del transporte público para nadie en la Comunidad de Madrid”, ha señalado Garrido.

Las obras se enmarcan tanto en el Plan de Modernización de 33 de las estaciones más antiguas de la red de Metro como en el Plan de Accesibilidad e Inclusión 2016-2020 del suburbano.