Maradona en Madrid: el día que le cambió la vida en Chamartín

Fue un habitual del Calderón y de Majadahonda como abuelo y en el Estadio Bernabéu firmó una aciaga tarde que cerró su etapa de azulgrana

Altar de Maradona con velas en el Restaurante argentino Piantao en Madrid
Altar de Maradona con velas en el Restaurante argentino Piantao en Madrid FOTO: Jesús G. Feria La Razon

Cerca del río, en Matadero, el restaurante Piantao podría considerarse una de las delegaciones de la iglesia maradoniana en Madrid. Esta embajada de las mejores carnes argentinas tiene reservado un rincón en su local de estilo industrial para un altar con la imagen del futbolista y ayer las velas recordaban aquí que el ídolo había muerto.

Ese mismo entorno de Madrid Río, en el que ahora pueden verse los escombros del Vicente Calderón, fue frecuentado por Maradona hace años. Y no hablamos de su etapa como futbolista ya que, como recuerda Javier Gómara en «Mundo Deportivo», apenas jugó una vez en el antiguo feudo rojiblanco y, para colmo, falló un penalti. Tendría que ser muchos años después cuando sí fue un habitual del palco del Manzanares coincidiendo con la etapa en la que Sergio Agüero jugó en el Atlético. Con un asiento en la segunda o tercera fila de la zona noble junto a su hija Gianinna y su nieto Benjamín. Como abuelo del hijo del «Kun» fueron frecuentes sus viajes a Madrid y los vecinos de Boadilla, Pozuelo y, especialmente, Majadahonda se acostumbraron en aquella época a ver de cuando en cuando al por entonces seleccionador argentino por los pasillos de los centros comerciales, en restaurantes como el Bella Napoli o en el Cerro del Espino.

Varias décadas antes, un partido que Maradona jugó con la camiseta del Barcelona cambiaría para siempre el destino del futbolista. Disputaba su equipo la final de la Copa en el Bernabéu contra el Athletic de Bilbao. Los azulgranas cayeron derrotados y, nada más finalizar el choque, Maradona agredió violentamente a dos rivales. Un cabezazo y un duro golpe con la rodilla en la mandíbula. Aquel episodio lamentable terminó significando el principio de su fin como barcelonista. A los pocos meses fichó por el Nápoles y su leyenda se engrandeció. Pero, quién sabe cómo hubiera sido su vida y su trayectoria sin aquel día aciago que protagonizó en Chamartín.

26/11/2020. © Jesús G. Feria.
Imagen de Maradona con velas en el Restaurante Argentino en Madrid, Piantao.
26/11/2020. © Jesús G. Feria. Imagen de Maradona con velas en el Restaurante Argentino en Madrid, Piantao. FOTO: Jesús G. Feria La Razon