¿Cuándo se derretirá la nieve en Madrid?

La capa de hielo impide que el calor que sale de la tierra caliente el aire y acabe con el manto blanco acumulado en las calles de la región

La Puerta de Alcalá de Madrid cubierta de nieve por el temporal.
La Puerta de Alcalá de Madrid cubierta de nieve por el temporal.Jesús G. FeriaLa Razon

Ya han pasado varios días desde que cayera el último copo de nieve en Madrid, pero el manto blanco sigue estando presente en tejados, calles, parques y plazas de toda la región. Las temperaturas gélidas que se están registrando en la comunidad tampoco ayudan, ya que esa nieve ha pasado a convertirse en hielo. Pero, ¿cuándo se derretirá la nieve?

Se espera que las montañas blancas que están dejando las máquinas quitanieves a su paso y el resto de la nevada que sigue cubriendo buena parte de zonas verdes y muchas aceras se mantengan ahí durante unos días más. “Lo que no se haya quitado ya, se quedará con nosotros hasta la semana que viene y más”, explica el meteorólogo Roberto Brasero en Espejo Público.

Ese manto blanco irá desapareciendo lentamente porque se espera que permanezca en el suelo en algunos lugares del país hasta el martes de la próxima semana, cuando la situación meteorológica cambiará al pasar de cielos despejados y heladas nocturnas a un nuevo escenario con vientos templados del oeste que harán subir las temperaturas y lluvias en el oeste de la península.

“Esta situación sin grandes variaciones, es decir, con un ambiente estable, heladas nocturnas que serán fuertes probablemente todavía en zonas donde quede nieve y pocas precipitaciones, tendrá continuidad durante el fin de semana y primeros días de la semana que viene”, apuntó este miércoles Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo precisó que “es posible que a partir del martes un régimen de vientos del oeste comience a afectar a nuestra península”. Se trata, según añadió, de “vientos templados que harían subir las temperaturas con precipitaciones en la vertiente atlántica y que, además, pondrán fin a este largo episodio frío, pero esto todavía lo tendremos que confirmar”.

Las fuertes heladas del centro y el este peninsular de estos días se deben a la combinación de cielos despejados, ausencia de viento y presencia de nieve en el suelo, que refleja la luz solar y no retiene el calor.

¿Por qué no se derrite si hace sol?

Lo primero que hay que entender es que el sol no calienta el aire, sino el suelo, que es el que irradia ese calor que podría derretir la nieve. Estos días está haciendo tanto frío porque el hielo que cubre la superficie impide que el calor que desprende la tierra caliente el aire. La borrasca Filomena ya se ha marchado hacia el este, pero el anticiclón ubicado sobre la península hace que el cielo esté despejado y que, sobre todo, no haya viento. “Con el viento se renueva el aire, sale un poco más de calor y, entre lo que da el sol y lo que sale de la tierra, el hielo se podría ir marchando”, añade Brasero.

Para que se derritiera el hielo de Madrid tendría que pasar lo que está ocurriendo en el valle del Ebro. El viento que corre en esa zona esta haciendo que las heladas nocturnas sean menos intensas y, por lo tanto, la nieve se está derritiendo con más facilidad durante el día.