Resultados elecciones Madrid | Más Madrid desbanca al PSOE contra todo pronóstico

Mónica García releva a Gabilondo como líder de la oposición y mejora el resultado de Errejón en cuatro diputados

Thumbnail

El «hermano pequeño», como en cierta ocasión se refirió a Más Madrid un dirigente socialista, no sólo ha crecido, sino que incluso le ha sacado la cabeza al «hermano mayor» a la vista de los resultados del 4-M.

Las encuestas ya daban un buen pronóstico a Más Madrid a la vez que auguraban una caída al proyecto socialista encabezado por Gabilondo, pero ninguna de las encuestas auguraban unos resultados tan espectaculares para Más Madrid como los que al final le han dado las urnas al conseguir convertirse en segunda fuerza política, después del PP, cumpliendo el «sorpasso» al PSOE.

Las urnas han confirmado que el proyecto que inició Íñigo Errejón de la mano de Manuela Carmena, (esta última ausente en la campaña), y que en 2019 formó un ticket electoral con tirón, no ha hecho más que consolidarse y dispararse.

Consulte aquí los resultados de las elecciones en todos los distritos y municipios de la Comunidad de Madrid

Ese era el reto. Y parece que la política de oposición desarrollada en la Asamblea de Madrid por la formación errejonista ha funcionado.

En dos años, ha ido subiendo peldaños hasta pasar de cuarta fuerza política en representación en la Cámara de Vallecas en las elecciones de 2019, a convertirse en la segunda solo detrás del PP y llevándose por delante al PSOE.

Si en 2019 consiguió el 14,69% de los votos, ahora ha logrado el 16,97% de los sufragios con Mónica García como cabeza de lista de la formación, una candidata prácticamente desconocida que ha visto aumentar la representación de su formación después de absorber, sobre todo, voto del PSOE.

Tras conocer los resultados electorales, García no ocultó su decepción por que la izquierda no lograra sumar: «Hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos, pero no ha sido suficiente», señaló. No obstante, se mostró consciente de que su formación «tiene vías de crecimiento». Es más, García anunció que Más Madrid «se convertirá en la fuerza política que lidere la alternativa al cambio» de cara a los comicios que se celebrarán en dos años desbancando así al PSOE.

Los resultados del 4-M evidencian otro hecho: que el abandono de Errejón de la política madrileña para dar el salto a la nacional con la marca Más País no parece haber penalizado a la formación. Más bien todo lo contrario. Ha tomado impulso de la mano de la candidata de Más Madrid que arrancó la carrera hacia las urnas defendiendo un proyecto netamente regional que pone el foco en cuestiones que afectan a lo cotidiano exclusivamente de Madrid, además de aportar una visión verde a la política.

En Madrid capital, Más Madrid consiguió convertirse también en la segunda fuerza política por encima del PSOE, lo que la coloca en una posición inmejorable de cara al nuevo reto político que serán las elecciones municipales de 2023.

García se colocó en la línea de salida hacia el 4-M con una idea clara: que estaba dispuesta a pactar con todas las fuerzas políticas progresistas «sin ningún tipo de vetos» ni líneas rojas, si lo que estaba en juego era cambiar el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Lo que nunca perdió de vista el partido de Errejón es que en estas elecciones no habría una mayoría absoluta y que llegar a pactos sería una cuestión ineludible. De ahí que lo importante para esta formación no era quien fuera a quedar el primero, sino quién podría tener la llave de la gobernabilidad.

García ha reivindicado un espacio político más allá de Podemos después de que algunos sectores la acusaran de utilizar el feminismo para cerrar la puerta a una posible candidatura de unidad con Unidas Podemos, como le propuso Pablo Iglesias nada más aterrizar en la política madrileña. La candidata de la formación de Íñigo Errejón incluso marcó distancias respecto de la «política de la crispación y confrontación» que veía en el discurso de Pablo Iglesias.

La Sanidad, la mitad de su programa

Se presentó a las elecciones en coalición con Equo con la promesa de dar ayudas a los colectivos y sectores más afectados por el coronavirus, si conseguían gobernar la Comunidad de Madrid, como una de sus principales medidas. De hecho, más de la mitad de su programa electoral lo conforman iniciativas que tienen que ver con la Sanidad, uno de los puntos fuertes de la formación que tiene al frente a una profesional de la Sanidad.

García votó por correo, pero acudió con su padre al colegio Montserrat, en el madrileño barrio de El Retiro convencida de que en la jornada electoral «se podían convertir los aplausos en votos», como finalmente ocurrió en el caso de su formación.

Había ido a media mañana a votar con su padre convencida de que las fuerzas de la izquierda sumaran para hoy mismo poder comenzar a pactar y «ver la fórmula de recuperar la Comunidad de Madrid». Después de que hablaran las urnas ayer, hoy esa posibilidad está más lejos que nunca.