Doce meses de puertas abiertas y de “guerra” Sol-Moncloa por Barajas: de las tres cepas a los 3.000 casos

El Gobierno de Ayuso lleva desde junio reclamando a Moncloa más medidas para evitar la entrada de contagiados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. FOTO: Kiko Huesca EFE

Ésta es la cronología de la «guerra» Sol-Moncloa a cuenta de los controles en el aeropuerto.

10 de junio

Ante la inminente apertura de las fronteras, el consejero de Sanidad de Madrid se dirige por carta al Ministerio para pedir medidas de control en los aeropuertos. Salvador Illa asegura que están previstas acciones informativas a los pasajeros y, en el futuro, sistema de información que permita localizar contactos estrechos. Añade: no hay motivos para la intranquilidad.

17 de junio

Ayuso dirige una carta a Sánchez. Le advierte de rebrotes en algunos países, «en algunos casos más virulentos», sin que España esté adoptando controles en Barajas. Pide una reunión. Sánchez contesta: son pocos los vuelos procedentes de países de riesgo y es reducido el número de viajeros. Fernando Simón asegura que no es «muy proclive» a hacer test masivos en los aeropuertos. Illa explica el refuerzo en Barajas: rellenar formularios, realizar controles de temperaturas y controles visuales. Sánchez dice que estos controles se encuentran entre los más rigurosos de Europa.

22 de junio

Madrid reitera por carta su preocupación y ofrece colaboración y medidas concretas: restricción de vuelos de países con una tasa de contagio superior a la de España; requerimiento de una prueba PCR negativa; puesta a disposición del Summa para la atención de pacientes detectados por Sanidad Exterior. Illa responde que el Gobierno ha adoptado todas las medidas necesarias.

2 de julio

Se debate en la Asamblea de Madrid una Proposición no de Ley para instar al Gobierno de España a intensificar los controles. El PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid votan en contra.

20 de julio

El consejero de Sanidad reitera por carta su petición, expresada repetidamente en el Consejo Interterritorial, de una reunión bilateral para abordar medidas adicionales en Barajas. En estas semanas de julio, la inmensa mayoría de países europeos comienzan a tomar las medidas que exige Madrid: Francia obliga a presentar una prueba de detección a los viajeros de hasta 16 países. Austria las hace obligatorias para ciudadanos de la UE y zonas de riesgo. Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Holanda, Reino Unido, Rusia e Italia también toman medidas. Moncloa mantiene en julio y agosto a España como uno de los pocos países del mundo que continúan sin exigir PCR, sin manejar listados de regiones de alto riesgo, sin ofrecer test a los viajeros o decretar cuarentenas. Entre julio y agosto, dos millones de viajeros entraron a España por Barajas.

21 de septiembre

Sánchez se reúne con Ayuso, que ruega al presidente que haga test a «quien entra en nuestro país a través de Barajas». Del encuentro no sale ninguna medida de control para Barajas ni de apoyo a Madrid. En los días siguientes, el Gobierno declara el Estado de Alarma en Madrid. Los madrileños no pueden salir, pero el coronavirus sí puede entrar.

16 de octubre

Ayuso remite una carta a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, para solicitar mayores controles. Los técnicos estiman que desde mayo se han importado más de 700 casos a través del aeropuerto.

11 de noviembre

El Ministerio de Sanidad anuncia la decisión de exigir PCR a los viajeros que lleguen a España, procedentes de zona de riesgo. Una medida que se aplica a partir del 23 de noviembre. Son 5 meses más tarde de que lo hicieran los países de nuestro entorno.

21 de diciembre

Ante la preocupación por la virulencia de la cepa británica, Ayuso pide a Sánchez que se suspendan los vuelos con Reino Unido. Illa pide esperar a una «decisión coordinada» de la UE. Alemania, Francia, Holanda e Italia suspenden los vuelos por su cuenta. Moncloa lo decide el 22 de diciembre. El fin de semana previo habían llegado a Madrid más de 350 vuelos de Reino Unido. El 26 de diciembre Madrid comunica los primeros casos de cepa británica. Simón asegura que «la variante británica del coronavirus en nuestro país tendrá un impacto marginal». En marzo, la cepa británica es ya predominante en Madrid y España.

18 de enero

El consejero de Sanidad continúa pidiendo al ministro extremar las medidas en Barajas. Expresa su preocupación por las variantes, sudafricana y brasileña y pide la cancelación de vuelos con Sudáfrica y Brasil. No será hasta 16 días más tarde, el 2 de febrero, cuando Moncloa lo decide. Tres días después, el 5 de febrero, Madrid confirma el primer caso de la variante brasileña: el viajero entró por Barajas. El 26 de febrero se confirman los primeros casos de la variante sudafricana en Madrid.

26 de abril

Ante la preocupación por la nueva variante india, el consejero de Sanidad pide a Darias restricciones para viajeros procedentes de ese país. Al día siguiente, el Gobierno impone la cuarentena obligatoria. Desde el 11 de mayo de 2020 al 16 de mayo de 2021, se han detectado un total de 771 casos importados en Barajas. El total de casos podría superar la cifra de los 3.000, a los que hay que sumar los contagiados por éstos.