Sociedad

La primera película tokenizada sobre Bitcoin se financia en menos de 24 horas

Los productores recaudan 320.000 euros gracias a la tecnología blockchain

Algunos de los integrantes del proyecto
Algunos de los integrantes del proyectoLa RazónLa Razón

Bull Run es el título del segundo largometraje de la cineasta Ana Ramón Rubio, ganadora del premio a Mejor Documental en el Arizona International Film Festival con su relato sobre los pueblos fantasma de la Ruta 66, ‘Almost Ghosts’. En esta ocasión, la directora se adentra en el inhóspito mundo de las criptomonedas para analizar si verdaderamente serán la revolución que cambiará el sistema financiero para siempre, y lo hace a partir de su cómica experiencia personal; la de una cineasta que se engancha a lo más opuesto que puede haber al arte: el trading de criptomonedas.

Producida por Cosabona films y The Immigrant, este documental integra la cadena de bloques en el proceso de financiación y producción de la película. La ronda de inversión privada se abrió el 20 de septiembre a las 19 horas y recaudó el presupuesto necesario para la producción de la misma en un tiempo récord, permitiendo que su rodaje se inicie en octubre de 2021 y su estreno se celebre en primavera-verano de 2022.

“Sabíamos que el time to market era ahora, por lo que la tokenización de la película era algo obligado para acortar los tradicionales tiempos de producción del cine en España, donde conseguir la financiación para una película puede costar años”, afirma el productor de la película, Juanjo Moscardó Rius. El valenciano, que acaba de estrenar la comedia ‘Amor el polvo’ en Amazon Prime video y HBO, se ha asociado con The Immigrant para potenciar la internacionalización del proyecto. La compañía americana, con base en Los Angeles, fue fundada por Camila Jiménez Vila y Silvana Aguirre y cuenta con Fremantle (My Brilliant Friend, The New Pope) y BRON (Joker, Bombshell) como socios estratégicos.

Luces, cámara... ¡Tokenización!

Blockchain es una tecnología que permite transferir valor o información de manera segura y sin intervención de terceros. La tecnología blockchain permite el funcionamiento de las criptomonedas.

“Para simplificar un proceso complejo, podríamos decir que los usuarios que han invertido en ella adquieren unos tokens que, mediante smart contracts, dan derecho a recibir parte de las ganancias de la película”, añade Miguel Caballero, CEO de Tutellus, comunidad a la que pertenecen la mayoría de los inversores privados.

La tokenización es la representación de cualquier bien o activo en una blockchain. Permite la fragmentación de la propiedad y se puede tokenizar cualquier cosa. Desde una película, obras de arte, casas, acciones de empresa, horas de trabajo o dinero.

Una comedia entrañablemente catastrófica

Se trata de un proyecto muy personal que parte de la propia experiencia de la autora. “Fue un poco como Alicia entrando en la madriguera. Cuando se decretó la cuarentena, comencé a invertir en criptomonedas por una cuestión de inercia, porque otros amigos lo estaban haciendo, pero comencé a descubrir el increíble universo que se estaba creando alrededor del ecosistema cripto y a obsesionarme con él”.

Ana Ramón Rubio recibió el premio CIMA -PNR a mejor Directora de largometraje en 2019 por su visión intimista sobre la carretera más famosa de América y con su serie ‘Todos queríamos matar al presidente’ (Amazon Prime) recibió 3 nominaciones a los premios de la Academia de TV Web de Estados Unidos. Por primera vez, se coloca delante de la cámara, convirtiéndose en el sujeto del estudio de su obra.

Además de introducir el ecosistema cripto al espectador, Bull Run habla de los ciclos de mercado, de la especulación a través de memecoins como Dogecoin o Shiba y de las implicaciones sociológicas de la adopción de esta nueva tecnología, con las consecuencias -positivas y negativas- que todo ello ha acarreado no solo en la vida de la protagonista, sino en la de todos los personajes secundarios que forman parte de la historia.

“Bull Run revela la blockchain desde una perspectiva muy personal, y además, en clave de comedia, género con el que se identifica gran parte del ecosistema cripto, donde imperan los memes, las redes sociales y las inversiones más especulativas”, asegura Silvana Aguirre. “La experiencia de Ana es la de miles de usuarios que se han adentrado estos años en un universo complejo y que descubren que estamos ante una revolución financiera sin precedentes “, finaliza Camila Jiménez.

La blockchain en el cine

Del mismo modo que la criptografía está cambiando todas las industrias, la de la comunicación y el entretenimiento no lo será menos. Productores como Roman Coppola o Wesley Snipes ya han mostrado su interés en la tokenización de filmes y están creando fondos de inversión para producir obras tokenizadas. Además, la nueva película de Anthony Hopkins se distribuirá únicamente a través de 5 NTF (Token no fungible) y la compañía FOX ha registrado la firma Blockchain Creative Labs para la producción de películas en la blockchain.

“La gente ha disfrutado con las películas, pero siempre sintiéndose ajena a ellas”, afirman Javier Celorrio y Carlos Celorrio, responsables de la tokenización del documental. “De esta forma, Bull Run pertenece a esas personas, se sienten parte de ella. La tokenización permite participar activamente en las decisiones y el éxito de la película, es un cambio total en la industria del cine.”

A través de Bull Run, el equipo mostrará cómo la cadena de bloques permitirá nuevos modelos de financiación, producción y distribución de contenidos, siendo hoy una tecnología que todavía se encuentra en fase de exploración.