Tres menores detenidos en Móstoles por atracar con violencia a otros jóvenes

Las víctimas, que fueron asaltadas hasta en dos ocasiones anteriores, no habían denunciado los hechos hasta el día en que fueron atacados por tercera vez y lograron sustraerle sus teléfonos móviles

Un coche de la Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional FOTO: POLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha detenido en la localidad madrileña de Móstoles a tres menores de edad que, actuando siempre en grupo, amedrentaban y golpeaban a sus víctimas, también menores de edad, para robarles sus teléfonos móviles y otras pertenencias.

La investigación comenzó a raíz de las denuncias interpuestas por dos afectados, en las que ambos relataban haber sido golpeados y amenazados, en reiteradas ocasiones, por tres chicos a los que conocían con anterioridad, pero habían logrado huir, señala la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Las víctimas, que fueron asaltadas hasta en dos ocasiones anteriores, no habían denunciado los hechos hasta el día en que fueron atacados por tercera vez y lograron sustraerle sus teléfonos móviles.

Tras la denuncia y con la descripción de los asaltantes aportada por las víctimas, los agentes lograron la identificación y detención de estos tres individuos, también menores de edad, como presuntos responsables de cinco robos con violencia e intimidación.

Las averiguaciones posteriores de los agentes permitieron comprobar que en un corto periodo de tiempo, uno de estos menores había sido detenido como presunto autor de otros hechos similares.

Uno de estos hechos consistió en permanecer durante todo un año esperando a un menor a la salida del instituto para humillarle y extorsionarle, exigiéndole la cantidad de 200 euros, aunque la víctima finalmente se decidió a denunciar lo que le ocurría, tras sufrir una agresión.

“Si eres víctima de acoso o extorsión pide ayuda a tus padres, a tus profesores o a algún adulto de confianza y ponlo en conocimiento de la policía. Y si has sido testigo de algún hecho de este tipo, no te calles, el silencio te hace cómplice, la seguridad es cosa de todos”, insiste la Policía.