Educación

Más apoyo escolar para los alumnos de Primaria en Madrid

Casi la mitad de los colegios públicos tendrán clases de refuerzo en grupos reducidos el próximo curso

Los colegios podrán abrir el mes de julio para ofrecer a los estudiantes clases de refuerzo
Un niño realiza operaciones matemáticas FOTO: Eduardo Parra Europa Press

La pandemia ha traído una pérdida de conocimientos, según han podido constatar los expertos, y ahora de lo que se trata es de recuperar toda esa formación y evitar que los alumnos se queden descolgados para evitar que desemboque en abandono educativo. Este es uno de los motivos por los que la Comunidad de Madrid ha decidido ampliara en un 50% el Programa de Acompañamiento y Apoyo Escolar en centros públicos, que tiene como objetivo mejorar el rendimiento académico en Primaria (alumnos con edades entre 6 y 12 años) con clases de grupos reducidos.

Así, está previsto que se incremente en 1,6 millones de euros la aportación presupuestaria para este fin, con lo que se destinarán un total de 3,2 millones este año.

Esta iniciativa ya se venía aplicando en las aulas madrileñas y de ella se beneficiaban 5.800 niños en 230 colegios públicos, en los cuales hay 386 clases de 15 menores como máximo en cada una.

A partir del próximo curso, aumentarán los grupos donde ya se aplica el plan al sumarse 116 escuelas más. En total, habrá en funcionamiento 385 nuevas aulas de refuerzo con un total de 5.800 estudiantes. De este modo, el próximo curso serán un total de 782 las aulas destinadas a este fin en 346 centros, que es casi la mitad de los centros públicos de la región, en los que mejorarán su aprendizaje 11.600 alumnos, según los datos que maneja la Consejería de Educación y Universidades.

La iniciativa lleva tiempo funcionando. Se creó en el 2014/15 para mejorar las capacidades de los escolares de 4º a 6º de Educación Primaria en situación de vulnerabilidad socioeducativa por escasos recursos o falta de apoyo familiar para que los alumnos pudieran cumplir con sus tareas escolares. En especial, se quería reforzar el aprendizaje de las áreas de Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas y los contenidos relacionados con lectura, escritura, desarrollo del pensamiento lógico-matemático, cálculo mental y resolución de problemas.

A estos alumnos se les trata de ayudar también a desarrollar hábitos de trabajo y estudio para que consigan los objetivos de la etapa. Estas clases de apoyo se realizarán en días lectivos, fuera del horario escolar y durante un mínimo de una hora diaria de lunes a jueves.

Recuperar el ritmo

Algunos expertos, como Ismael Sanz, vicerrector de Calidad de la Universidad Rey Juan Carlos, consideran acertada la iniciativa por la pérdida de aprendizaje que ha habido con el cierre de los centros educativos y la semipresencialidad durante la pandemia. «Es importante apoyar este tipo de iniciativas y conseguir que los estudiantes rezagados recuperen los conocimientos perdidos». Sobre todo en Primaria porque «si un alumno se queda descolgado va a ser difícil que recupere el ritmo de sus compañeros. Es necesario evitar brechas para que cuando el estudiante llegue a Secundaria no tenga lagunas y cuando llegue a esta etapa educativa el refuerzo le sirva para afrontarla con más posibilidades de éxito».