La revolución de la movilidad multimodal arranca en Madrid

Iberdrola, Ferrovial, Seat, Renfe y más de 20 empresas se unen para fortalecer sinergias en la capital

Empresas del Ibex, startups emergentes y sector público se han unido por una movilidad sostenible
Empresas del Ibex, startups emergentes y sector público se han unido por una movilidad sostenibleLa Razón

El futuro de la movilidad será multimodal. Ya hoy, cualquier persona podría salir de la puerta de su casa en patinete, coger un autobús, llegar a un intercambiador de Cercanías y hacer «car sharing» (compartir coche) hasta llegar a su puesto de trabajo. Es una realidad que utilizamos distintos medios de transporte para llegar del punto X al punto Y, sean públicos o privados, individuales o colectivos. Conectarlos a través de la tecnología es el primer paso hacia una ciudad inteligente y sostenible.

«Nunca antes nos habíamos encontrado con una situación y un contexto tan favorables para poner en marcha el manifiesto», explicó Sergio Díez, director de Connected Mobility Hub. Esta entidad, junto a más de 20 empresas de movilidad que prestan sus servicios en Madrid, hizo público hace unos días el primer Manifiesto para promover la Movilidad Multimodal en la capital. Entre sus impulsores, encontramos al propio Ayuntamiento (incluyendo la EMT, Consorcio Regional de Transportes y Renfe) hasta startups (Zity) y empresas como Iberdrola, Ferrovial, Alsa o Seat.

La colaboración entre todas ellas pretende fortalecer un ecosistema de innovación en movilidad que dé como resultado un sector más sostenible, tecnológico y seguro en el que las administraciones públicas y las empresas privadas actúen de la mano, tanto las del Ibex como las pequeñas startups de vehículos compartidos, agregadores y plataformas de pago.

El manifiesto es un documento de unas 150 páginas, con más de 40 acciones propuestas en torno a diez palancas. Sus ejes de actuación son ampliamente conocidos: colaboración público-privada, público-privada, devolver el espacio público a la gente, promover los datos abiertos, promocionar los servicios multimodales, crear infraestructuras que los permitan e interconencten o elaborar un marco normativo. Grandes retos que todavía hay que trasladar a la realidad.

«Nos debemos a las personas, pero necesitamos la innovación y colaboración, para finalmente poder conseguir un cambio disruptivo», señaló Díez, sin olvidar la clave del manifiesto, que es que «el transporte público debe ser el eje vertebrador de la movilidad, complementado con otras opciones y una oferta digital que las una».

LA CAPITAL SERÁ EL PRINCIPIO

En Madrid tienen lugar, según cifras del Consorcio de Transportes, más de 22 millones de desplazamientos. De ellos, cinco millones son «blandos» (a pie, patinetes, bicicletas, etcétera), otros cinco en transporte público, 10 en automóviles privados y los restantes dos millones son transporte de mercancías. Estas cifras convierten a la capital en el lugar ideal para impulsar la convivencia de distintos modos, públicos y privados.

«O colaboran todos los actores en este nuevo ecosistema, o estará destinado al fracaso. Por tanto, este Manifiesto por la Movilidad Multimodal significa el principio sobre el que queremos sustentar el desarrollo de la nueva movilidad en Madrid», aseguró Borja Carabante, concejal de Medio Ambiente y Movilidad en el Consistorio madrileño, durante su intervención.

La capital quiere ser la ciudad que inicie la revolución de la movilidad conectada y que acabe con estas «islas» de transporte. «Para lograrlo, tienen que ocurrir tres cosas: apoyo institucional, una normativa clara y el uso de tecnología. Y todo ello sucede ahora en Madrid», señaló Carabante. El edil puso como ejemplo el plan Madrid 360, la app Maas Madrid (que integra a todos los operadores) y avanzó la tramitación próxima de la Ordenanza de Movilidad Sostenible que «ordenará un ecosistema complejo, incluyendo la multimodalidad». Y remarcó: «No somos de cero coches, somos de coches cero emisiones. Eso es lo que tienen que hacer las ciudades avanzadas y modernas».