Una respuesta sostenible y asequible para la micromovilidad

SEAT MÓ es movilidad urbana cien por cien eléctrica y digital. Es la apuesta de SEAT S.A. por las necesidades de un público joven para unas ciudades que cambian hacia un modelo ambientalmente limpio

SEAT MÓ colabora en la descarbonización de la movilidad en la isla griega Astypalea
SEAT MÓ colabora en la descarbonización de la movilidad en la isla griega AstypaleaSEAT MÓ

Desde hace meses 730 motos eléctricas SEAT MÓ 125 están disponibles en modalidad compartida en Barcelona y en Hospitalet de Llobregat. Una propuesta que va más allá del moto sharing: la gama de productos de la marca de movilidad urbana de SEAT incluye también patinetes, los eKickScooter 25 y 65, además de la posibilidad de alquilar o comprar cualquiera de los dos.

Es el resultado de la estrategia que la compañía ha desarrollado «para dar una solución de movilidad asequible, pequeña y barata a la gente joven que, tras la crisis 2008-2012, lamentablemente continúa teniendo recursos económicos muy limitados para adquirir coches. Pero sí que siguen necesitando moverse por la ciudad», explica Lucas Casanovas, director general de SEAT MÓ.

Por otro lado, «al hilo del Acuerdo de París, la sostenibilidad ambiental ha tomado gran fuerza y, como miembros de la comunidad, queremos contribuir de forma decidida, preocuparnos por las ciudades y las personas que viven en ellas».

Cuando SEAT MÓ está a punto de cumplir su primer año, Casasnovas considera que están aun en fase de rodaje de los productos. «En menos de un año hemos lanzado las motos, los patinetes y los servicios. Así que queremos hacer las cosas de forma controlada antes de expandirnos a otras ciudades».

La experiencia de abrir una nueva línea de productos para la micromovilidad está siendo un continuo aprendizaje para el equipo de SEAT MÓ. «Entrar en el mundo de las motos para ciudad y eléctricas para una marca de coches como es SEAT no es trivial, ha sido un desafío importante. Pero estábamos muy convencidos de ello y el equipo estaba completamente mentalizado con el proyecto, por ese motivo hemos ido superando las barreras que ido apareciendo».

La primera fue decidir qué moto hacían. «Consideramos que las ideales para ciudad eran las de 125 cc y apostamos por unas equivalentes en ese segmento. Ninguna de las grandes marcas clásicas tiene motos eléctricas en esta categoría. Prácticamente somos los únicos en esta cilindrada», añade.

Así pues, y desde el mes de abril, tanto la eScooter 125 como los eKickScooter 25 y 65 pueden adquirirse en los puntos de venta de los concesionarios oficiales de SEAT de la península y Baleares.

Afrontar el diseño y desarrollo de ambos, moto y patinete, «ha resultado complejo, porque nosotros sabíamos de cuatro ruedas, no de dos. Pero de lo que sí sabíamos era qué estándares de calidad y seguridad necesitamos. A eso no renunciamos en absoluto. Así que establecimos alianzas con partners y ha sido un aprendizaje muy intenso, muy intenso y muy bonito».

Idearon también nuevas fórmulas de uso, como el alquiler, considerando que «al ser productos y tecnologías nuevas, la gente tiene una cierta precaución antes de hacer el gasto, buscamos un modelo para facilitar al máximo el acceso a esta nueva movilidad. Por eso, además del sharing, que es una buena manera de ir probándolo por poco dinero, está la posibilidad de alquilarlos por más tiempo».

De esta manera, cualquier usuario interesado en disponer de una moto o de un patinete por más tiempo y sin tener que buscar el más próximo cada vez que lo necesita «puede optar a un alquiler más amplio y flexible, desde una semana a tres meses. Que lo mismo le puede ser útil para probarlos, que para disponer de ellos, por ejemplo, si está de viaje, etc.»

Las motos SEAT MÓ también están saliendo al mercado internacional. Alemania, Francia, Italia, Austria, Suecia y Grecia han sido los primeros países en recibirlas. Y, en el caso de Grecia, su primer destino ha sido la isla Astypalea, como parte de un proyecto del Grupo Volkswagen «para favorecer que se convierta en territorio con la movilidad completamente descarbonizada con soluciones cien por cien eléctricas. Así como la mayoría de la gente se mueve en moto por la isla, nosotros las suministramos a las administraciones y autoridades locales, y a la población. Es un plan piloto, de lo que podría ser el futuro en cualquier parte del mundo».