Audi e-tron Sportback: lo mejor de dos mundos

El nuevo eléctrico total de la marca alemana es un SUV con forma de coupe y una potencia de hasta 408 caballos. Desde 75.430 euros

El nuevo Audi e-tron Sportback de Audi. AUDI 09/10/2020Servicio Ilustrado (Automático) AUDI

La tendencia del mercado se inclina claramente a los coches con una cierta altura al suelo, tipo SUV, pero muchos no quieren renunciar a la comodidad de las berlinas y al comportamiento de un deportivo. Todas estas virtudes trata de aunarlas el nuevo Audi Sportback que, como forma parte de la línea e-Tron, significa que va movido íntegramente por motores eléctricos, por lo que disfruta de la etiqueta Cero.

La carrocería es claramente una berlina a la que se le ha querido dar un marcado carácter deportivo con unas líneas que quieren parecerse a un coupé, a pesar de sus grandes dimensiones. Algo que favorece a la aerodinámica y, como consecuencia de ello, a la extensión de su autonomía, que puede llegar hasta los 416 kilómetros, según las mediciones oficiales. El español Juan Carlos Huerta ha hecho un diseño muy atractivo que se caracteriza por su parrilla frontal octogonal con las ópticas horizontales en la parte superior y las entradas de aire en la inferior. La parrilla no hace la función de refrigeración, ya que no lo necesitan sus motores eléctricos. En la parte posterior, la elevación de la ventanilla triangular trasera es un toque estético acertado. Y la continuidad de los faros posteriores en una línea luminosa que recorre toda la anchura del vehículo.

Se trata de un coche de grandes dimensiones, como indican sus medidas: 4,90 de largo por 1,61 de alto y 1,93 de ancho, y con una distancia entre ejes de 2,98, lo que asegura una buena comodidad para los cinco ocupantes y un gran maletero. Su capacidad de carga llega hasta los 615 litros, contando un hueco que también se ha habilitado en la parte delantera, dado el menor volumen del motor eléctrico. Otro de los detalles de estética es la posibilidad de instalar retrovisores virtuales con cámara. Es decir, en lugar del espejo clásico se colocan unas pequeñas cámaras en un montante estrecho que proyectan la imagen en una pantalla en la parte del salpicadero más cercana a la puerta. Con ello con seguimos una visión más clara y sin interferencias en días de lluvia.

Este e-Tron Sportback se vende en dos versiones, 50 y 55, que se diferencian en la potencia de sus baterías, que son de 71 y 95Kw/h. La versión 50 tiene 313 caballos y una aceleración de 0 a 100 en 6,8 segundos mientras que la más potente puede llegar hasta los 408cv. y reducir el tiempo de aceleración hasta los 5,7s. En este último caso, si colocamos la palanca de cambios en modo S y apretamos a fundo el acelerador, entrará el llamado modo “boost” que proporciona un empuje de potencia adicional. En ambos casos se ha colocado las baterías en la parte más baja del conjunto para favorecer el centro de gravedad. Los precios varían entre 75.340 y 87.340 euros según versiones y acabados elegidos. Hay cuatro opciones: Básico, Advanced, S-Line y Black Line, con todos los sistemas de ayudas a la conducción y entretenimiento habituales en las grandes marcas.

Es también común a ambas versiones la tracción a las cuatro ruedas, ahora que se cumplen cuarenta años de que los Audi dominaron el mundial de rallyes con esta tecnología. Los motores van alojados en los ejes delantero y trasero y normalmente es el trasero el que marca la tracción. Pero cuando queremos ir más rápido o las condiciones del piso son resbaladizas, entra automáticamente el segundo motor para activas la tracción a las cuatro ruedas. En cuanto al tiempo de recarga, puede llegar a reducirse hasta media hora para recuperar el 80% de la batería en un cargador profesional de 150kw. Audi proporciona una tarjeta con la que se puede recargar en todas las diferentes empresas con cargadores, como Repsol Cepsa, Ionity… para así acceder a unos 180.000 cargadores en toda Europa y 7.600 en España, 550 de ellos de carga rápida.

Con este modelo, Audi quiere mantener su dominio en el mercado español de los vehículos “premium” que están teniendo un comportamiento menos malo que el mercado en general. Así, frente a una caída del conjunto de las ventas hasta noviembre del 36,8%, el mercado premium sólo se ha reducido un 28,9%, al pasar de 177.669 unidades vendidas en los diez primeros meses de 2019, a las 121.384 que se han registrado en el mismo periodo en este año. Hay que señalar que España es el séptimo mercado mundial para Audi, con 27.032 unidades matriculadas el pasado año. Nada que ver con las cifras de su mercado principal, China, que vendió 512.891 unidades.

Este automóvil forma parte de la ambiciona apuesta de la casa de los cuatro aros en el futuro eléctrico. Veinte modelos eléctricos puros y diez híbridos enchufables formarán parte de la ofensiva para la electrificación de la gama que la marca Audi tiene ya preparada para convertirse en una de las referencias de la nueva movilidad. El objetivo de la compañía es que el 2025 el 40% de sus ventas sean de coches electrificados, es decir, unas 800.000 unidades anuales. En ese mismo año, la marca espera alcanzar una reducción de emisiones a la atmósfera de más del 30% respecto a los niveles actuales.

A los lanzamientos del e-Tron el año pasado y el e-Tron Sportback que se realiza en estos días, continuarán los modelos e-Tron GT, que llegará el año que viene, junto con los Q4, de tamaño algo más reducido que, en sus versiones berlina y Sportback se anuncian asimismo para dentro de unos meses.