Los Land Rover también son para la nieve

La marca de todoterreno organiza cursos de conducción sobre las pistas de esquí de Andorra

Land Rover Defender
Land Rover DefenderLand RoverLand Rover Defender

Desde este lunes y durante casi un mes, Land Rover volverá a organizar sus cursos de conducción sobre nieve con el nuevo modelo, el Defender, para clientes o simplemente usuarios que quieran aprender las técnicas de conducción en un terreno tan resbaladizo y difícil. Monitores de la marca imparten estos cursos sobre pistas de esquí situadas en Andorra, donde se pueden exprimir sin limitaciones todas las posibilidades de este modelo.

Los organizadores proponen tres niveles de cursos, todos ellos bajo la denominación común de “Defender Bajo Cero” que se desarrollan sobre las pistas de Soldeu, en la zona de Grandvalira. En todos los niveles, los monitores enseñan a los conductores que se apunten a los cursos a buscar los límites de este Land Rover en las circunstancias más difíciles. Pruebas de frenado al límite, ascensos y bajadas con gran ángulo de pendiente, circuitos con curvas y cambios de pesos…., es decir, en las circunstancias más extremas.

Para ello, el Defender cuenta con el sistema denominado “Terrain Response”, que permiten al conductor optimizar el motor, la caja de cambios, el diferencial central y el chasis para adaptarlos a las demandas del terreno. Además, dispone de un ajuste automático que supervisa el terreno y selecciona automáticamente la configuración más adecuada.

Los concesionarios de la marca pueden facilitar los trámites a los interesados y, si se desea, dentro de la inscripción puede incluirse el alojamiento en un exclusivo hotel de la zona.