López Miras sitúa la anticipación regional como “dique de contención” del coronavirus en Murcia

El presidente murciano tiende la mano a los grupos de la oposición para “sumar esfuerzos” y recuerda que ser leal al Gobierno central no está reñido con exigir medidas contra la crisis

El presidente del Gobierno de la Región de Murcia, Fernando López Miras
El presidente del Gobierno de la Región de Murcia, Fernando López MirasAsamblea Regional

La anticipación de provisión de material protector así como el control y monitorización de los posibles casos afectados de coronavirus y los contactos estrechos de los positivos en la Región de Murcia ha sido, según ha defendido el presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, la clave en toda la gestión que ha permitido que la sanidad murciana pudiera hacer frente a los “momentos más difíciles de la crisis sanitaria”.

El jefe del Consejo de Gobierno ha comparecido hoy en la Asamblea Regional, a petición propia, para dar cuenta a los diferentes grupos parlamentarios de la gestión que ha realizado el Gobierno regional desde antes de que se detectara el primer caso confirmado en la Comunidad.

De esta forma, y siguiendo una cronología de las actuaciones, el presidente López Miras ha detallado alguna de las decisiones más importantes que tuvo que tomar, como el cierre de las localidades costeras el 13 de marzo tras la llegada de turistas de otras comunidades. “98 de los 100 primeros contagios que hubo en la Región de Murcia fueron importados”.

Cheques en blanco, ninguno

El presidente murciano se ha mostrado, según ha recordado, dispuesto a pactar con quien tiene hoy las competencias de un poder “casi absoluto en sus manos”, en referencia del Gobierno central. No obstante, ha insistido en que es necesario saber “cómo y de qué” forma se va a desarrollar la gestión nacional ante la crisis. “Tenemos que saber si nos van a escuchar y si están dispuestos a negociar todo. Si están dispuestos a prescindir de planteamientos políticos. Negociar sí. Cheques en blanco, ninguno”.

En esta línea, ha insistido en que desde el primer momento se ofreció al Gobierno de España “lealtad” y “sentido de Estado” ante las decisiones que se tomaran para paliar la expansión del virus, pero una lealtad que debe estar compartida con “la posibilidad de trasladarle aquello que considerábamos necesario, y con la exigencia, si fuera preciso, de medidas para salvaguardar la vida de las personas y su futuro tras la crisis”.

Por ello, y con el objetivo de remarcar la necesidad de actuar de forma conjunta, el presidente murciano ha instado a los grupos de la oposición a trabajar unidos con el Gobierno regional, ya que a su juicio “sumar esfuerzos no es apoyar sin fisuras, sin negociación, sin contenidos. Es aportar soluciones, renunciando a las medidas más alejadas del consenso”.

Ha insistido en que no es tiempo de “discursos ideológicos, sino de un pragmatismo sensato", sino de atacar con decisión y unidad la pandemia y sus efectos. “Tiempo de acuerdo y de altura de miras, y de demostrar que la política es útil".

Así, ha asegurado que las inversiones puestas en marcha por el Ejecutivo murciano han sido la clave para poder hacer frente a los reveses de la pandemia. Según ha detallado, el día 24 de marzo la Comunidad ya había invertido más de 27 millones de euros para pedidos de material sanitario desde el mes de enero.

Y también inversiones para paliar los efectos negativos en las empresas, cuando desde el Comité de Vigilancia de Empresa se anunció la disposición de nueve millones de euros en ayudas del Instituto de Fomento (INFO) mientras se tramitan otros ocho adicionales, con el fin de minimizar los daños en los autónomos y las pymes.

Medidas como el cierre de los centros educativos, la suspensión de las clases presenciales, la prohibición de visitas en residencias, la puesta en marcha de formación para el personal sanitario y no sanitario en materia de prevención y lucha contra el virus, o el ofrecimiento de respiradores y camas de UCI al Gobierno de España y al resto de comunidades autónomas son algunas de las que ha recordado que el Gobierno murciano ha puesto en marcha desde el pasado 28 de enero.

Una cronología en la que ha puesto de relieve la labor de todo el equipo técnico de la Consejería de Salud al frente de la crisis sanitaria, de la de Empleo, de Empresa, de Política Social y de Hacienda, quienes componen el equipo de trabajo del Gobierno regional en las principales materias afectadas por la crisis.