Reactivación económica Murcia: Patronal, sindicatos y Gobierno regional se unen para salir de la crisis

El plan, dotado con 182 millones de euros, establece 40 medidas para ayudar a los sectores y personas afectados por la pandemia

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras junto a miembros de su Gobierno (iz), el presidente de CROEM, José María Albarracín, los secretarios generales de CCOO, Santiago Navarro y de UGT, Antonio Jiménez (d)
El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras junto a miembros de su Gobierno (iz), el presidente de CROEM, José María Albarracín, los secretarios generales de CCOO, Santiago Navarro y de UGT, Antonio Jiménez (d)CARMLa Razón

“Hoy abrimos la puerta hacia la reactivación económica y social, y damos el primer paso para superar las consecuencias económicas de esta crisis". Esta frase pronunciada por el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, resume las valoraciones que han realizados los secretarios generales de UGT, Antonio Jiménez; CCOO, Santiago Navarro, el presidente de la patronal CROEM, José María Albarracín, durante la firma del Pacto Regional de Diálogo Social para la Reactivación Económica de la región Murcia ante la pandemia de la Covid-19’, que se ha hecho efectiva esta mañana en el Palacio de San Esteban en Murcia.

Todos los implicados en el acuerdo han valorado la unidad de acción y el trabajo conjunto para que los murcianos más vulnerables puedan sentirse respaldados. Familias, autónomos, pequeñas y medianas empresas asi como los trabajadores afectados por ERTEs, desempleo, que han visto reducida su jornadas laboral o han tenido que pedir una excedencia para cuidar a sus familias, podrán acogerse a ellas.

El Pacto por el Diálogo Social suscrito cuenta con 40 medidas concretas articuladas en 10 ejes estratégicos para las que se ha estimado un presupuesto total de 182.120.000 euros.

López Miras enfatizó que el acuerdo es un compromiso de todos, es un empeño común, "es un ejercicio de responsabilidad compartida que permite iniciar un camino que nos sitúe en cabeza en esa reactivación”.

Los sindicatos han resaltado la necesidad de diálogo constante durante todo el proceso y han reivindicado que la Comisión de seguimiento tenga la posibilidad de ir adaptando las medidas a las nuevas situaciones que se vaya produciendo. El secretario general de UGT, destacó la necesidad de reforzar el sistema público contemplado en el acuerdo y el líder de regional de CCOO, apeló a la necesidad de continuar en la línea de favorecer y apoyar al sector industrial.

El presidente del Ejecutivo regional hizo ha hecho hincapié en la necesidad de diálogo constante para superar los retos. "Ahí reside nuestra fortaleza”.

El acuerdo señala como objetivos prioritarios la protección de los trabajadores y desempleados y sus familias, así como de las empresas y autónomos, para mantener un empleo de calidad y la estabilidad del tejido productivo regional. Además, contiene medidas ejecutables a corto y a medio plazo para hacer frente tanto a la fase de emergencia sanitaria como a la de reactivación económica y social, así como a largo plazo, por lo que incluye la creación de un fondo de contingencia para prevenir posibles crisis similares en el futuro y que estará dotado con 3,6 millones de euros iniciales.

Asimismo, recoge diferentes solicitudes al Gobierno de España de apoyo y un reparto justo de fondos. El presidente de la Comunidad destacó que esta petición no esconde un trasfondo político y enfatizó que se necesita que el Ejecutivo centra se implique en la reactivación económica y social de la Región de Murcia.

El presidente de la patronal, José María Albarracín, ha agradecido a los trabajadores su implicación para llegar a un acuerdo que ha reconocido que es “bueno” y que recoge todas las medidas que desde la patronal y sindicatos se han puesto sobre la mesa. También ha tenido palabras para los empresarios a los que les ha agradecido su implicación y que han " demostrado como saben levantar la persiana diariamente para seguir adelante, para no dejar a nadie de la mano."Todos somos una unidad con los trabajadores, somos una familia y lo hemos vuelto a demostrar con este pacto".

Por otro lado, López Miras remarcó que “la pandemia no ha pasado aún” y apeló a la responsabilidad de todos los murcianos para seguir salvando vidas, cumpliendo aquello que dicen los técnicos sanitarios, “actuando desde la unidad, desde esa responsabilidad común que tenemos y en la que hemos demostrado ser una sociedad comprometida y eficaz”.

Diez ejes estratégicos

El primero de los ejes en los que se articula el pacto es el apoyo a pymes y trabajadores autónomos, que contiene a su vez cinco medidas, entre las que figuran líneas de financiación pymes y autónomos, el aplazamiento de créditos para pymes o el desarrollo de programas para buscar soluciones para evitar el cierre de empresas. El presupuesto total de este primer eje alcanza los 20,4 millones de euros.

El segundo punto contempla dos medidas que suman 10,3 millones de euros para agilizar el pago a proveedores, mientras que el tercero se refiere a la eliminación de tasas, revisión tributaria y lucha contra el fraude, un eje en el que se incluyen tres iniciativas por valor de 4 millones de euros. Entre las actuaciones contempladas en este eje se encuentran la ampliación del periodo de aplazamiento o exención de tasas e impuestos regionales o el refuerzo de los recursos dedicados a la inspección fiscal.

Como cuarto eje figura el apoyo a los trabajadores de la Región, con 5,6 millones de euros y medidas como la creación de una línea de ayuda para los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERTE) o la puesta en marcha de iniciativas que favorezcan la conciliación familiar y laboral.

El quinto eje supone incentivar las políticas activas de empleo y eficiencia pública, que cuenta con seis medidas para las que se destinan 34,6 millones de euros. Así, por ejemplo, se contempla aumentar los recursos y las plantillas destinados a políticas activas de empleo o la puesta en marcha de medidas de estímulo a la contratación y el mantenimiento de puestos de trabajo, el autoempleo o el emprendimiento.

El refuerzo de las medidas de seguridad en el trabajo y la adaptación a la nueva situación creada por el coronavirus constituye el sexto eje, con cuatro medidas que suman 2,85 millones de euros. En esta línea de trabajo se incluyen aquellas actuaciones dirigidas a prevenir el riesgo de contagio del coronavirus en el ámbito laboral, ya sea mediante la creación de protocolos o a través de la compra de elementos de seguridad, adaptación de los espacios a las distancias de seguridad o labores de desinfección.

El séptimo eje se refiere al apoyo de sectores estratégicos para la Región como el comercio y el turismo, un impulso que se centrará de manera muy especial en el Mar Menor y su entorno y para el que se han diseñado cinco actuaciones con un presupuesto total de 5,8 millones de euros. Así, se pondrán en marcha líneas de apoyo para dar liquidez a las empresas de estos sectores y se incentivará la digitalización y modernización del comercio.

El octavo eje se centra en la protección de las familias y de los colectivos vulnerables de la Región, con cuatro actuaciones a las que se destina el mayor presupuesto dentro del pacto (67 millones de euros). Entre estas actuaciones destaca el incremento de las cantidades dirigidas al apoyo a los desempleados, de la renta básica de inserción o los fondos destinados a colectivos especialmente vulnerables, así como las ayudas al alquiler para familias en situación de pobreza o el incremento de los controles y garantías en los centros de atención residencial.

El punto noveno se refiere a la creación de un fondo de contingencia sanitaria y socioeconómica para prevenir futuras crisis sanitarias similares. En él figuran dos iniciativas dotadas con 13 millones de euros, como son el propio fondo de contingencia y el refuerzo del personal de Atención Primaria.

Como décimo y último eje estratégico, el Pacto contempla el impulso a la digitalización del sistema educativo tanto en las áreas de infantil y primaria como en la enseñanza superior. Dentro de este punto se han estructurado siete actuaciones que cuentan con un presupuesto estimado de más de 19,1 millones de euros y entre las que figuran el diseño de un Plan Integral de Digitalización del Sistema Educativo Regional, el refuerzo de la formación digital de los profesores o la modernización y adquisición de equipos informáticos para que todos los centros y alumnos puedan combinar en igualdad la modalidad de educación presencial y online.