Bezos

DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Jeff Bezos acaba de anunciar que en verano dejará de ser CEO de Amazon, compañía que fundó él mismo en 1994 y de la que todavía es, y seguirá siendo, su principal accionista. En estos 25 años, la trayectoria de la empresa ha sido absolutamente espectacular: lo que comenzó siendo un pequeño proyecto de librería desde internet se ha terminado convirtiendo en una de las compañías tecnológicas más importantes del mundo. Los números son simplemente espectaculares. Primero, a día de hoy, los ingresos globales de Amazon superan los 400.000 millones de dólares, y están creciendo a tasas del 40%; hace apenas una década, ni siquiera rebasaban los 50.000 millones. Segundo, en contra de lo que suele pensarse, sólo la mitad de esos 400.000 millones de dólares en ingresos proceden del e-commerce propio; la otra mitad se corresponde con la cesión de su plataforma de distribución online a terceros o con los servicios en la nube proporcionados a través de AWS. Tercero, sus beneficios son igualmente espectaculares y se habrán ubicado en el entorno de los 20.000 millones de dólares en 2020. Cuarto, en 2020 todas las divisiones de Amazon entraron en rentabilidad: tanto la internacional, como la de EEUU o la de AWS, y de las tres la que claramente posee una mayor rentabilidad es la de servicios en la nueva AWS (un margen operativo bruto del 30% en 2020 frente a casi el 4% de la división de EEUU o apenas el 1% de la internacional). Quinto, todo ello ha convertido a Amazon en una de las compañías más valiosas del mundo: su valor de mercado ahora mismo es de 1,7 billones de dólares, de los cuales Bezos posee el 11,1% (es decir, una fortuna personal cercana a los 190.000 millones de dólares). En definitiva, si Amazon exhibe un valor de mercado tan extraordinario es porque obtiene unos beneficios gigantes y crecientes, y si obtiene unos beneficios gigantes y crecientes es porque sus ingresos también se están expandiendo a un ritmo prodigioso. Y si sus ingresos se expanden tanto es porque muchos ciudadanos de todo el mundo hacen uso de ellos al serle de gran utilidad. En 25 años, Amazon se ha convertido en una parte más de nuestras vidas. Merecido descanso el de Bezos.