La ignorancia de nuestra historia

Todos los asistentes, menos Pablo iglesias, aplauden al rey Felipe VI  tras su discurso en el Salón de los pasos perdidos del Congreso de los Diputados, con motivo del 40 aniversario del 23F.
Todos los asistentes, menos Pablo iglesias, aplauden al rey Felipe VI tras su discurso en el Salón de los pasos perdidos del Congreso de los Diputados, con motivo del 40 aniversario del 23F.congreso de los DiputadosPool

De entre las muchas frases históricas famosas, hay una atribuida a distintos supuestos autores –incluido Napoleón– aunque su autoría es del filósofo español del siglo XIX Ruiz de Santayana: «Todo pueblo que ignora su historia está condenado a repetirla».

La frase me viene al recuerdo ante los preocupantes datos de la encuesta publicada ayer por este diario: «Más del 70% de los jóvenes de entre 18 y 34 años desconocen quién era Tejero», o lo que es lo mismo, ignoran el 23-F. Y es alarmante no porque haya peligro de otro frustrado golpe como aquél, sino porque refleja la ignorancia de nuestra historia –incluida la más reciente– por gran parte de la juventud española. Se entiende mucho mejor que ahora estemos viendo a guerrillas urbanas asolando las calles de Barcelona, Madrid y otras ciudades, con miles de jóvenes entre ellos, sobre todo 16 a 27 años.

Un árbol sin raíces que le transmitan vida y le arraiguen en la tierra está a merced de donde sople el viento. Una Nación sin historia conocida por sus nacionales carece de identidad. «No se ama lo que no se conoce, y no se defiende lo que no se ama». Eso explica lo que nos pasa. Ante este vacío existencial nacional, la «Memoria Democrática obligatoria» puede campar por sus respetos, reescribiendo la Historia a la medida del Frente Popular gobernante. Saben muy bien que quien controla el pasado, controla el futuro, y en eso está instalado el Gobierno en medio del caótico y volátil presente.