Las ventajas de detectar el ganglio centinela en el cáncer ginecológico

La cirugía guiada por fluorescencia evita su lesión y consigue resultados excelentes en tumores de endometrio y cuello de útero

Los doctores Julio Álvarez Bernardi y José Rubio Valtueña, en cirugía del cáncer ginecológico y precursores en la detección del ganglio centinela y tratamiento del cáncer ginecológico por cirugía laparoscopia guiada por fluorescencia
QUIRÓNSALUD
28/09/2020
Los doctores Julio Álvarez Bernardi y José Rubio Valtueña, en cirugía del cáncer ginecológico y precursores en la detección del ganglio centinela y tratamiento del cáncer ginecológico por cirugía laparoscopia guiada por fluorescencia QUIRÓNSALUD 28/09/2020 QUIRÓNSALUD

Una de las complicaciones que más teme el ginecólogo es la lesión de los uréteres, los conductos que llevan la orina de los riñones a la vejiga y se localizan muy cerca del aparato genital. Esto obliga a que, en determinadas operaciones, sea necesario saber dónde se encuentran en todo momento para no dañarlos.

La cirugía guiada por fluorescencia permite inyectar un colorante en todo momento su ubicación y evitar así su posible lesión. Esta es solo una de las aplicaciones que ofrece este sistema, capaz de detectar los ganglios linfáticos de un tumor del aparato genital (cuello uterino, endometrio, vulva, ovario) mediante una cámara endoscópica y la fluorescencia. El Hospital Ruber Internacional de Madrid dispone desde abril de esta técnica y ha tratado con resultados excelentes a 12 pacientes, principalmente de cáncer de endometrio y cáncer de cérvix.

Su principal ventaja es la detección mucho más precisa de los ganglios relacionados con un tumor. La localización del ganglio centinela, el primero que puede afectarse si el tumor se extiende más allá de su origen, se utiliza principalmente en el cáncer de endometrio, cérvix y vulva. La última aplicación de esta tecnología, es en estadios iniciales de cáncer de ovario.

«Para detectarlo, generalmente usamos un radioisótopo, aunque también es posible hacerlo con un colorante vital. La determinación del trazador se hace en quirófano, y el tejido se envía al laboratorio para su estudio anatomopatológico», explica Arancha Moreno, jefa de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Ruber Juan Bravo.

Evita complicaciones

Ahora, gracias a este nuevo procedimiento «no necesitas el complemento de otro servicio, como es el de Medicina Nuclear, como destaca el jefe de Servicio de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional, Julio Álvarez Bernardi, precursor en las técnicas de cirugía laparoscópica en cáncer ginecológico y cirugía guiada por fluorescencia. Para lograrlo, el colorante se aplica un poco antes de comenzar la intervención. «Hasta hace pocos años se usaba una sustancia radiactiva para poder detectar estos ganglios y necesitabas un servicio de medicina nuclear, además de los efectos de radioactividad en el paciente», apunta el experto.

Además de la localización de ganglios linfáticos en cáncer ginecológico, la técnica también permite evitar posibles complicaciones en la cirugía, «como el daño de los uréteres o para detectar lesiones relacionadas con la endometriosis. Es una enfermedad benigna, pero que a veces produce graves lesiones en órganos vecinos como el intestino», señala José Rubio Valtueña, experto en cáncer ginecológico del mismo centro.

La cirugía guiada por fluorescencia podría contribuir a localizar este tipo de lesiones. Según asevera Álvarez Bernardi, «esta técnica te permite escoger la zona más vascularizada del intestino y en los casos que se precise una resección intestinal, poder elegir la zona más adecuada de resección y de esa forma disminuir la probabilidad de la apertura o dehiscencia del intestino después de volverlo a unir. En resumen, esta técnica permitiría seleccionar la zona más adecuada para resecar el intestino».

¿En qué consiste esta biopsia?

La biopsia de ganglio centinela es un procedimiento quirúrgico que permite averiguar si el cáncer se ha diseminado de un tumor principal hacia el sistema linfático. Tal y como explica Arancha Moreno, es una técnica sencilla y de gran efectividad para conocer el estadio de varios tipos de cáncer, pero lo más común es que se use para valorar la situación en un tumor de mama o melanoma.