Sociedad

La urgencia de facilitar el acceso a terapias contra el cáncer de mama

El 33% de las pacientes no puede beneficiarse de los tratamientos innovadores

Aquí no se puede acceder al 40% de los últimos fármacos frente al cáncer
Aquí no se puede acceder al 40% de los últimos fármacos frente al cáncer FOTO: Dreamstime Dreamstime

Tal y como recogía en un reciente informe la patronal de la industria farmacéutica, Farmaindustria, España tiene «un acuciante problema de acceso a los medicamentos innovadores que requiere una solución urgente», pues se están poniendo en riesgo la salud y el bienestar de los pacientes, así como incurriendo en costes sanitarios y no sanitarios que podrían ahorrarse gracias a estos nuevos medicamentos.

Según esta misma fuente, entre 2017-2020 sólo estaban disponibles en el Sistema Nacional de Salud (SNS) 85 de los 160 fármacos aprobados en la Unión Europea, es decir, el 53%. Asimismo, el tiempo medio que transcurre desde que un nuevo medicamento recibe la autorización en Europa hasta que está disponible para su uso en España es de 517 días, más de 17 meses de demora, según el informe anual WAIT Indicator, elaborado por la consultora IQVIA.

El retraso en la aprobación y la disponibilidad en España se refleja en áreas de especial gravedad para los pacientes como las enfermedades raras o el cáncer, lo que lo hace aún más preocupante puesto que muchos enfermos que podrían beneficiarse de la innovación científica no tienen acceso a los nuevos medicamentos por cuestiones de tipo puramente administrativo.

El proceso de aprobación de fármacos en Europa pasa, en primer lugar por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que da el visto bueno, y después, país por país, las agencias estatales hacen lo propio para su incorporación. En España, es la Agencia Española de Medicamentos (Aemps). Y, según datos de la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (Efpia), nuestro país está en la posición número 13 en cuanto al acceso a las terapias innovadoras.

469 días de espera

Por ello tal y como recoge el informe WAIT, aquí todavía no se puede acceder al 40% de los últimos tratamientos contra esta enfermedad que ya están aprobados en Europa. De hecho, los nuevos tratamientos oncológicos necesitan una media de 469 días desde que son aprobados por la EMA hasta que se incorporan en nuestro sistema sanitario.

Un claro ejemplo de esto es el cáncer de mama, –el tumor más frecuente entre las mujeres del que se prevén 34.750 nuevos casos a cierre de este año según el Informe anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y Redecan «Las cifras del cáncer en España 2022»– para el cual hay actualmente una decena de tratamientos aprobados por la EMA, que aún no lo han sido por la Aemps, lo que supone la indefensión y falta de protección para las miles de pacientes que padecen algún tipo de tumor en la mama, como el triple negativo metastásico, una enfermedad que no tiene cura y que depende de la investigación para ganar tiempo.

Como consecuencia de ello, el 33% de las mujeres con cáncer de mama se queda sin acceso a innovaciones que podrían estar a su alcance y por tanto no reciben un tratamiento que sí está disponible para otras pacientes en otro país de la Unión Europea

Medicamentos como pembrolizumab, sacituzumab govitecán, trastuzumab deruxtecán u olaparib son algunas de las nuevas terapias que están en espera de aprobación en nuestro país y que podrían ser efectivas en estas pacientes con cáncer de mama, algunas de ellas metastásico, quienes, hoy en día, se enfrentan a un mal pronóstico y para las cuales las opciones de tratamiento son extremadamente limitadas.