Opinión

Con o sin gluten

Intolerancia a la lactosa, al gluten y a la histamina
Intolerancia a la lactosa, al gluten y a la histamina FOTO: La Razón La Razón

El porcentaje de pacientes celíacos se ha disparado en los últimos años, pero ¿qué es el gluten? Es un conjunto de proteínas de pequeño tamaño presentes en algunos cereales, principalmente en el trigo. Dichas proteínas poseen un bajo valor nutricional por lo que su ausencia en la dieta no supone ningún riesgo para la salud.

Pero, ¿son iguales todas las alteraciones asociadas al consumo de gluten? No, existen diversas patologías como son la alergia al trigo, la sensibilidad al gluten no celíaca (hasta un 13% de la población la padece pese a dar negativo en todas las pruebas diagnósticas) y las formas autoinmunes que incluyen la dermatitis herpetiforme, la ataxia por gluten y la enfermedad celíaca.

El problema está en el elevadísimo porcentaje de pacientes con sensibilidad al gluten que no están diagnosticados y que se resignan a vivir con múltiples síntomas sin que nadie les dé una solución.

Hay un fenómeno desencadenado por el consumo de gluten llamado «permeabilidad intestinal» que consiste en que el intestino deja pasar sustancias nocivas para el sistema que normalmente serían eliminadas. Esta alteración posee una estrecha relación con reacciones inflamatorias, inmunológicas autoinmunes y cánceres.

Eliminar el gluten de la dieta es algo que podemos hacer para descartar cualquier patología asociada y puede suponernos una gran mejora de nuestra calidad de vida.

A la hora de hacer cambios es fundamental informarse de qué alimentos podemos ingerir y cuales no, por lo que acudir a un especialista nos hará más fácil el cambio.

Recuerda que las digestiones pesadas, los dolores de cabeza y la falta de energía no deben ser aceptados como algo normal y que un pequeño cambio en la dieta puede ser un gran cambio en tu día a día.