Familia

Los celíacos se duplican en 25 años, ¿por qué?

Una nueva investigación realizada en Italia encuentra que el 1,6% de los niños de cinco a 11 años sufre esta enfermedad, frente al 0,8% de otro cribado masivo realizado en el país en la década de los 90

Seguir una dieta estricta sin gluten es un tratamiento eficaz que hace que los síntomas desaparezcan y que el daño intestinal sane gradualmente
Seguir una dieta estricta sin gluten es un tratamiento eficaz que hace que los síntomas desaparezcan y que el daño intestinal sane gradualmenteJCYL JCYL

El cribado masivo de niños en edad escolar ha llevado a diagnosticar un número significativamente mayor de casos de enfermedad celíaca, según un nuevo estudio presentado hoy en el VI Congreso Mundial de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas.

Un equipo de investigadores en Italia encontró el doble de casos de enfermedad autoinmune, en la que el cuerpo produce anticuerpos contra el gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno, en niños en edad escolar en comparación con un estudio similar realizado por el mismo grupo hace 25 años. En concreto, la primera prueba se hizo entre 1995 y 1996 y este estudio entre 2015 y 2019.

Un nuevo programa de detección de 7.760 niños de entre cinco y 11 años en ocho provincias de Italia descubrió que la prevalencia general de la enfermedad celíaca era del 1,6%, mucho más alta que el 1% aproximado de la población mundial que se cree que está actualmente afectada por la enfermedad.

Los niños fueron examinados con un análisis de sangre de la yema del dedo para detectar mutaciones en el gen de los antígenos leucocitarios humanos (HLA) que predisponen al niño a desarrollar la enfermedad celíaca.

Los niños que dieron positivo fueron examinados para detectar anticuerpos contra el gluten. A continuación, se confirmó el diagnóstico utilizando los criterios de la Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (Espghan).

“Nuestro estudio mostró que la prevalencia de la enfermedad celíaca en los escolares se ha duplicado en los últimos 25 años en comparación con las cifras informadas por nuestro equipo en un grupo de edad escolar similar”, afirma la autora principal del ensayo CELI Screen, Elena Lionetti.

“Nuestra opinión es que hay más casos de enfermedad celíaca que en el pasado y que no podríamos descubrirlos sin una estrategia de detección”, añade.

Ahora bien, ¿se detectan más o hay más?

“Las razones del aumento lineal de la prevalencia de la enfermedad celíaca durante las últimas décadas siguen sin estar claras. Es poco probable que los cambios de los principales determinantes de la enfermedad celíaca, a saber, la composición genética del huésped y el consumo de gluten, expliquen este hallazgo. Aunque durante estas últimas décadas en Italia se produjo un aumento de la inmigración de países extraeuropeos, solo el 10% del grupo de estudio eran niños no caucásicos. Se necesitan estudios adicionales para establecer si los factores ambientales clave, como la composición de la microbiota, el calendario de vacunación, las infecciones y el uso de antibióticos, pueden haber afectado el equilibrio tolerancia-respuesta inmune en las últimas décadas”, explica Lionetti a este periódico.

“Es posible -prosigue- que la prevalencia de la enfermedad celíaca registrada en el pasado estuviera subestimada debido al uso de pruebas serológicas antiguas (anticuerpos anti-gliadina)”.

“Sin embargo, para la comparación de la prevalencia en los dos períodos diferentes, utilizamos la prevalencia ajustada de la enfermedad celíaca que es la prevalencia encontrada en los 90 mediante el uso de anticuerpos anti-gliadina corregidos para una subestimación de alrededor del 30%. Por tanto, la prevalencia de la enfermedad celíaca realmente se ha duplicado en las últimas décadas (del 0,8 al 1,6%)”, añade.

Pero, ¿se trata de un aumento real? “En nuestra opinión, es un verdadero aumento, porque comparamos la prevalencia registrada en el estudio actual con la registrada en la década de 1990 por un estudio de detección en el mismo tipo de población (es decir, niños en edad escolar)”.

El estudio en todo caso ha demostrado que el cribado es una herramienta eficaz para diagnosticar la enfermedad celíaca en niños, “lo que podría ayudar a evitar mucho sufrimiento innecesario de lo que puede ser una afección difícil de detectar”.

‘Este nuevo estudio se suma a la creciente base de evidencia de que el número de personas en Europa con la enfermedad celíaca está aumentando, pero aún quedan muchos ciudadanos sin diagnosticar. Es esencial que adoptemos una estrategia de detección eficaz de la enfermedad celíaca en toda Europa para garantizar que los niños y la población en general sean diagnosticados lo antes posible para que puedan tener la mejor calidad de vida posible”, afirma Tunde Koltai, presidente de la Asociación de Sociedades Celíacas Europeas y representante de Pacientes del Comité de Asuntos Públicos de Espghan.

La enfermedad celíaca es causada por el cuerpo que produce anticuerpos contra el gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno y que se utiliza para elaborar alimentos como pan, pasta, galletas, pasteles y algunos cereales para el desayuno. Los anticuerpos dañan el revestimiento intestinal y causan síntomas como hinchazón, dolor, diarrea, anemia y otras afecciones relacionadas con la mala absorción de nutrientes, como fatiga, anemia, osteoporosis y problemas de fertilidad. En los bebés y los niños, la enfermedad celíaca puede causar dolor abdominal, hinchazón y vómitos, además de provocar un crecimiento deficiente y retrasar la pubertad.

Es una de las afecciones de por vida más comunes en los países europeos. Seguir una dieta estricta sin gluten es un tratamiento eficaz que hace que los síntomas desaparezcan y que el daño intestinal sane gradualmente.

“En este momento, el 70% de los pacientes con enfermedad celíaca no son diagnosticados y este estudio muestra que se podrían identificar significativamente más, y en una etapa más temprana, si el cribado se realizara en la infancia con pruebas de cribado no invasivas. El diagnóstico y la evitación del gluten podrían prevenir daños en las vellosidades (proyecciones en forma de dedos que recubren el intestino), lo que puede provocar una mala absorción de nutrientes y afecciones a largo plazo como problemas de crecimiento, fatiga y osteoporosis (una afección ósea frágil)”, añade la autora principal del estudio.

Según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, actualmente en nuestro país, se calcula que unas 450.000 personas son celíacas, es decir, el 1% de la población, con una mayor prevalencia en mujeres. De ese 1% el 75% está aún sin diagnosticar, sin embargo en los últimos años, los casos de celiaquía y de sensibles al gluten no dejan de aumentar debido al aumento de diagnósticos.