IKEA pagará más de 40 millones a la familia de un niño que murió aplastado por uno de sus muebles

La compañía retiró miles de productos de la serie Malm en 2016 después de que tres menores perdieran la vida

Imagen de un mueble de la serie "Malm"
Imagen de un mueble de la serie "Malm"Ikea

Ikea acordó pagar 46 millones de dólares (41,1 millones de euros) a los padres de un niño que murió después de que uno de sus muebles, ya retirado del mercado, le cayera encima. El acuerdo entre la multinacional y la familia fue anunciado el pasado lunes.

Jozef Dudek, de 2 años, murió en Filadelfia 2017 como consecuencia de las heridas sufridas después de que un aparador “Malm” de más de 30 kilos le cayera encima.

El fabricante de muebles sueco anunció en 2016 la retirada de miles de productos de la serie “Malm” después de la muerte de tres niños en Pensilvania, Washington y Minnesota.

Las familias de esos niños llegaron a un acuerdo con la compañía en diciembre de 2016, por el que recibieron una compensación de 50 millones de dólares (44,7 millones).

La familia de Jozef argumentó que Ikea sabía que los aparadores tenían un alto riesgo de volcarse, pero no advirtieron a los clientes que debían anclarlos a la pared.

En un comunicado, una portavoz de la compañía indicó que Ikea estaba satisfecha con el acuerdo: “Seguimos comprometidos a trabajar de manera proactiva para abordar este importante problema de seguridad en el hogar”.