Consejos para evitar el contagio al ir al colegio en coche

Desactivar la opción de climatización con recirculación de aire dentro del coche, establecer hábitos al entrar y salir del vehículo y guardar correctamente las mascarillas en el vehículo, entre las principales recomendaciones.

Antes de subir al coche, los niños deben lavarse las manos o usar gel hidralcohólico
Antes de subir al coche, los niños deben lavarse las manos o usar gel hidralcohólico©Gonzalo Pérez MataLa Razón.

Ocho millones de estudiantes no universitarios comenzarán el curso a partir de la próxima semana. Muchos de estos menores utilizarán el coche particular o el autobús escolar durante los desplazamientos a los centros educativos. Para que la vuelta al cole en automóvil sea más segura, el portal de compraventa de coches de ocasión Ocasiónpluscom ha analizado las claves para el uso de la mascarilla y otros elementos de protección en el vehículo, tanto para los niños como para el conductor.

Hábitos seguros en el coche

Crear hábitos es la clave para facilitar la adaptación de los niños. Se recomienda recomiendan implementar hábitos siempre al entrar y salir del coche para garantizar su seguridad:

  • Se deben aplicar hidrogel en las manos antes de entrar al vehículo (sobre todo, a la salida del colegio).
  • Deben salir del coche con la mascarilla puesta para entrar en el colegio sin tener que manipularla.
  • Al regresar del colegio, deben depositar la mascarilla en su bolsa transpirable en vez de dejarla en el asiento del coche. Se les debe recordar que para quitarse la mascarilla deben hacerlo desde atrás hacia adelante, sujetando las gomas con las manos limpias, sin tocar la parte frontal de la misma.

Además, los adultos deben seguir estos hábituos recomendado para garantizar la seguridad de los desplazamientos:

  • Realizar una limpieza diaria de las superficies de mayor contacto del coche (manillas de las puertas por dentro y por fuera, cinturón de seguridad y elevalunas), tras llevar y recoger a los niños.
  • Viajar con las ventanillas bajadas siempre que sea posible.
  • Desactivar la opción de climatización de recirculación de aire dentro del coche, puesto que esta funcionalidad mantiene la temperatura del interior sin renovar el aire del habitáculo.

Dentro del coche, todos con mascarilla si no conviven

El uso de la mascarilla en el coche es obligatorio siempre que se viaje con personas con las que no se convive. Por ello, en los casos de vecinos que se turnan por días o semanas para llevar a los niños, deberán llevar mascarilla siempre para evitar enfrentarse a una multa económica de hasta 100 euros. Además, en el caso de compartir trayecto con no convivientes solo podrán ir dos personas por cada fila de asientos, procurando mantener la distancia máxima que sea posible.

Mascarillas de repuesto, siempre en el coche

Es recomendable llevar siempre mascarillas de repuesto en el coche, más aún con niños, para tenerlas a mano ante cualquier circunstancia, como por ejemplo tener que bajar en una gasolinera a repostar. También, para sustituir la que estás usando en caso de que esté húmeda o dificulte la respiración.

Las mascarillas nuevas (o reutilizables) de repuesto deben ir guardadas siempre en una bolsa individual transpirable, protegidas del contacto diario y de factores externos como el sol, evitando dejarla en el retrovisor, sobre la palanca de cambio o los soportes del aire.

Mascarillas usadas, fuera del vehículo

Son una fuente de virus, por lo que una mascarilla usada no reutilizable nunca se debe dejar dentro del habitáculo del vehículo, sino que se debe desechar cuanto antes. Para desecharlas correctamente se debe introducir la mascarilla usada en una bolsa, cerrarla bien y depositarla en el contenedor correspondiente.

Mascarilla en el retrovisor, sancionable

En ningún caso se debe colgar la mascarilla del retrovisor. No solo por cuestiones de seguridad sanitaria, sino también vial. Esta práctica reduce el campo de visión del conductor, sobre todo en los giros, además de ser una distracción que puede comprometer la atención al volante. El Reglamento General de Circulación recoge, en el artículo 19, la obligación del conductor de mantener el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción para garantizar su propia seguridad y la de sus pasajeros. De lo contrario, se puede considerar una infracción tipificada como leve que se sanciona con una multa de 80 €, tal y como recuerda OcasionPlus.com.