Otro caso de maltrato animal: un gato grave por disparos de escopeta

La asociación Abrazo Animal, encargada de las colonias felinas en Las Rozas, denuncia ante la Guardia Civil el ataque contra Jonás que ha perdido una pata

Abrazo Animal, la asociación sin ánimo de lucro que gestiona el Centro Municipal de Protección Animal del municipio de Las Rozas ha presentado denuncia el desconocido o desconocidos que han disparado contra uno de los gatos de las colonias controladas del municipio, causándole graves lesiones que han conllevado la amputación de una de sus patas.

Jonás es un gatito feral joven, esterilizado dentro del programa de Cogida-Esterilización-Retornar (CER), de Las Rozas, que vive junto a otros semejantes en una colonia controlada. El pasado 15 de septiembre uno de los voluntarios de la asociación observó que uno de los felinos cojeaba, por lo que procedió a su captura. Nada más llegar al centro, se encargó una radiografía que puso de manifiesto la cruel acción que había sufrido: una bala de escopeta le había causado gravísimos daños, con “fractura conminuta del tercio proximal a la diáfisis del húmero izquierdo así como denervación en la extremidad”, lo que, según consta en el parte veterinario, conllevo irremediablemente la amputación de la pata afectada. De la herida se extrajo metralla “de un cartucho de escopeta de caza”. Abrazo Animal ha presentado denuncia ante la Guardia Civil.

Las Rozas es un municipio pionero en el método CER, gracias a una red de 1.600 voluntarios que gestiona estos puntos, perfectamente localizados. Algunas de estas colonias se componen de hasta 40 gatos. Desde el punto de vista sanitario es la solución para cánceres de mama, útero, próstata o testiculares, piometras avanzadas, embarazos psicológicos o hernias inguinales, la esterilización solo conlleva beneficios para el animal y, desde el punto de vista psicológico, acaba con las peleas de machos por una hembra, causantes de ruidos que molestan al vecindario. La esterilización también termina con la transmisión de enfermedades o con el escapismo de gatos domésticos.

Los voluntarios de Abrazo Animal capturan a los gatos de la calle, que trabajan en coordinación con el ayuntamiento, los esterilizan y los retornan al lugar donde los encontraron, ya que las colonias de gatos se forman espontáneamente en aquellos lugares en que se dan condiciones óptimas para su asentamiento.

Ahora tienen un nuevo reto por delante: luchar contra la lacra de los desalmados que deciden entretenerse maltratando a estos animales.