La enfermería amenaza con denunciar a las farmacias “por su ventaja comercial"

Satse anuncia acciones jurídicas como reacción al proyecto de las boticas de realizar test de la Covid

Un farmacéutico de la Farmacia Da-Cunha toma una muestra de sangre para realizar un test de cribado del coronavirus en Barbadás, Orense, Galicia (España)Rosa Veiga Europa Press

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha iniciado el estudio de acciones jurídicas “ante la situación de ventaja comercial que tienen, en la actualidad, los propietarios de las oficinas privadas de farmacia en nuestro país, y que supone un perjuicio para otros profesionales que quieren poder tener opción a abrir este tipo de establecimientos comerciales”. En un comunicado, el sindicato asegura que ha requerido tanto a sus servicios jurídicos como a un despacho de abogados externo que analicen y propongan las actuaciones jurídicas a realizar a corto plazo “ante la discriminatoria situación de privilegio que tienen los farmacéuticos al ser solo ellos los que pueden ser propietarios y titulares de oficinas de farmacia abiertas al público en nuestro país”. Este anuncio se produce tras las fuertes críticas vertidas por el colectivo enfermero contra las farmacias por el intento de sus dirigentes de participar en campañas de vacunación y en la realización de test rápidos de detección de la Covid-19.