Sanidad entrega in extremis 422.955 dosis de la vacuna contra la Covid-19

Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana apenas han podido vacunar y en todas las demás muchos centros sanitarios están sin dosis

Thumbnail

El Ministerio de Sanidad ha entregado in extremis 422.955 nuevas dosis de la vacuna de Pfizer a las autonomías cuando apenas quedaban reservas en las consejerías de Salud para poder seguir inmunizando a la población. El departamento que dirige desde ayer Carolina Darias en sustitución de Salvador Illa ha informado que, en total, se han entregado a las comunidades 1.769.055 sueros desde que diera comienzo la campaña de vacunación. Ayer estaban en poder de éstas 1.346.100 dosis. Con la nueva remesa, las autonomías disponen de 412.594 vacunas que tendrán que racionar hasta la próxima semana, cuando les llegue una nueva entrega.

Durante la última jornada, las regiones apenas pudieron aplicar 65.245 dosis y habían llegado al límite. Madrid ha anunciado incluso que paralizaría la vacunación dos semanas y Cataluña que también suspendería la campaña. Otras comunidades, de la mismo forma, se habían quedado sin dosis, aunque no hicieron pública la suspensión. De acuerdo con los datos de Sanidad, 173.066 han completado ya la pauta en España, con Andalucía a la cabeza. En esta región 50.951 personas han recibido ya las dos dosis y la mayoría están casi inmunizadas. Navarra, Cantabria, Extremadura, La Rioja y Navarra iban rezagadas. La nueva remesa les permitirá completar la dosis.

Como se menciona anteriormente, la situación es extrema en Madrid. Esta semana y la que viene no se ponen primeras dosis de la vacuna por los problemas de suministro. Sólo se pondrán las segundas dosis en residencias, profesionales del Summa y los centros de Atención Primaria, según explicó el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado. «Hay que hacerlo sí o sí porque si no lo hacemos existe la posibilidad de que el virus mute y se haga más resistente y alarguemos esta lucha».

Lo que ya está claro es que, con el ritmo actual de llegada de vacunas, Madrid no podrá cumplir el objetivo del Gobierno de vacunar al 70% de los ciudadanos a finales de junio. «Es absolutamente imposible e inviable», afirmó rotundo Aguado. Para eso tendrían que llegar más de 9 millones de vacunas, pero «con el ritmo actual, tardaremos hasta 2023 en cumplir ese porcentaje». Es más, el vicepresidente madrileño ha asegurado que si se suministraran las 48.000 dosis que deberían llegar semanalmente, el 30 de junio no se habrá llegado ni al 30% de la población madrileña. «No es que falten manos, faltan dosis de manera urgente y esa debería ser la prioridad de la ministra de Sanidad: remover tierra, mar y aire para conseguirlas. No puede ser que estemos vacunando hasta 2023. Necesitamos que el Gobierno negocie más y mejor. Y quien se salte la vacunación tiene que ser sancionado. Hay que trasladar a todos los ciudadanos que esto no es ninguna broma. No puede haber una caja de vacunas para unos y otra para otra».

Situación en Cataluña

Cataluña no está mejor. La escasez de vacunas y el riesgo de que se tenga que retrasar la segunda dosis a parte de la población inoculada con la primera es ya una realidad. Se trata de un aviso que no se había producido hasta el momento en la comunidad autónoma. «Diez mil personas que recibieron la primera dosis no recibirán ahora la segunda», alertó el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon. La situación es grave. «Hemos recibido en total 217.000 vacunas, 200.000 ya han sido administradas: 182.000 primeras vacunas y 18.000 segundas». Salud prevé quedarse sin vacunas mañana. «Pfizer no está cumpliendo y por ello la conselleria no puede cambiar la estrategia actual de vacunación, tal como han hecho algunos países ante la cepa británica, para inocular el compuesto a los mayores de 80 años antes de a los sanitarios que no están en primera línea. No tenemos vacunas. No nos podemos desviar», lamentó Argimon.

Otra de las comunidades más afectadas es la Valenciana. La farmacéutica remitió la pasada semana la mitad de las dosis previstas (17.000 en lugar de 31.000), lo que provocó que la Conselleria de Sanidad no tenga en este momento suficientes dosis para seguir con la administración de la vacuna al personal sanitario.

Por el momento, la anulación de las vacunas entre los facultativos se ha producido en los hospitales Doctor Peset y en el Clínico.

En todas las comunidades se sufre el fallo en el reparto y se mantienen en alerta porque la escasez de dosis que están llegando ha alterado sus planes para dar prioridad a la administración de las segundas dosis y en detrimento de los profesionales sanitarios.

Además de Pfizer/BionTech, también Moderna ha presentado problemas en el suministro y reparto en España.

Vacunas COVID
Vacunas COVIDAntonio Cruz