Sanidad, dispuesta a reactivar la vacuna de AstraZeneca

Si la Agencia Europea no encuentra hoy relación causal con los trombos convocará de nuevo a los consejeros para usarla contra la covid

Thumbnail

España está dispuesta a reactivar de inmediato la vacunación con AstraZeneca si la Agencia Europea del Medicamento (EMA) lo avala. Esta agencia publicará mañana sus conclusiones sobre la vinculación de casos de trombos en personas inoculadas con este suero para inmunizarlas contra el coronavirus. Si, finalmente, no encuentra relación causal, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, convocará un nuevo Consejo Interterritorial para incluir de nuevo este suero en la campaña de vacunación. «Hay que esperar a ver qué dice la EMA. La decisión que tomamos es de suspender cautelarmente la vacunación con AstraZeneca al menos 14 días, pero eso no quiere decir que haya que esperar a que concluya el plazo. Una vez que el Comité Europeo de Farmacovigilancia (PRAC) adopte una decisión definitiva, cabe la posibilidad de convocar de nuevo a los consejeros para reactivar la vacuna», anunció esta tarde en rueda de prensa.

En Europa, el Comité de Farmacovigilancia estudia al menos una treintena de eventos trombóticos en personas que recibieron el preparado de Oxford, unos cinco millones. En España, se evalúan tres casos, uno de ellos el de un ictus isquémico que acabó con la vida de una profesora de 43 años sin patologías previas. Pese a ello, Darias asegura que «hasta el momento solo se ha determinado una relación temporal, hay que evaluar si también hay una relación causal».

Tres trombos entre casi un millón de vacunados

Para restar importancia a estos episodios, Darias insistió en que solo se han notificado tres casos de trombos en las más de 950.000 personas españolas vacunadas con el fármaco de Oxford. Es más, llegó a decir que «los eventos trombóticos suceden de forma general en la población sin que sean vacunados». Este «mensaje de tranquilidad» que traslada la ministra en sus comparecencias esconde un propósito claro. Sin los sueros de AstraZeneca alcanzar la inmunidad de rebaño se hace imposible. España decidió el lunes suspender su uso cuando ya la mayoría de los países europeos habían tomado la decisión. El motivo de esta reticencia es que sin las de AstraZeneca no hay vacunas suficientes para tener inmunizado al 70% de la población en verano. Solo esta semana el ritmo se va a ralentizar un 33%, teniendo en cuenta el patrón de la anterior, cuando se administraron 932.404 dosis, de las cuales 304.705 eran de AstraZeneca.

De momento, España tiene paralizadas casi un millón de estas vacunas, tras haber recibido otra partida de 226.000 porque la compañía sigue enviando pese al bloqueo de la EMA. De Pfizer ha recibido esta semana 539.370 y de Moderna, 262.800. Así que, descontando las de AstraZeneca, un total de 987.866, nuestro país dispone únicamente de 839.234 dosis. Una cifra que daría para alrededor de siete días al ritmo de vacunación actual.

Por eso, las autonomías esperan poder aumentar cuanto antes su stock. Baleares, por ejemplo, ha anunciado que tiene capacidad para administrar 260.000 dosis a la semana y que en la última le llegaron menos de 125.000 contando con las de AstraZeneca. La falta de vacunas se acusa en todas las comunidades. Pero mientras algunas apuestan por utilizar todas las primeras dosis, otras más cautas como el País Vasco y Castilla-la Mancha, prefieren guardarse en la recámara los viales suficientes como para completar la pauta teniendo en cuenta los retrasos en las llegadas y otros contratiempos.

Será necesario que dejan de producirse para alcanzar la soñada inmunidad de rebaño en verano. Para lograr este objetivo, España necesitaría inmunizar aún con las dos dosis a 31,17 millones de habitantes durante lo que resta de marzo, abril, mayo y junio.

Parte diario de vacunas anti covid administradas
Parte diario de vacunas anti covid administradasTeresa Gallardo

¿Se podrá inmunizar a tal cantidad de población en tres meses y medio cuando hasta ahora apenas se ha vacunado con las dos dosis a dos millones de personas? A favor del Gobierno juega el próximo aumento de las remesas de Pfizer y la llegada de los sueros monodosis de Janssen. En contra juegan la nueva crisis desatada en torno a los sueros de AstraZeneca y la reticencia de la población con esta vacuna.

Pese a que la ministra Darias reitere que los casos de trombos «son concretos y puntuales», lo cierto es que el mayor reto del Gobierno es ahora contener la desconfianza creciente entre la población. Así al menos lo cree el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amos García Rojas: «La decisión de suspender AstraZeneca se da en un contexto de escasez de vacunas y, además, la actuación de las autoridades sanitarias europeas genera una sensación de alarma, miedo y pánico entre la población. Volver a recuperar la credibilidad en esta vacuna nos va a costar Dios y ayuda», valora este experto.

La OMS avala su uso

Mañana se espera que la EMA siga la política de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que llamó ayer a los países a seguir utilizando el fármaco anglosueco. La OMS destacó que es habitual que en las campañas de vacunación los países señalen posibles eventos adversos, lo que «no necesariamente significa» que estén relacionados con la vacunación en sí, aunque «es una buena práctica investigarlos». Tanto la OMS como la EMA hacen llamamientos a la calma desde que se notificaron los primeros casos de trombos asegurando que «los beneficios de esta vacuna superan a sus riesgo». Será necesaria una buena política comunicativa, porque antes incluso de detectarse estos problemas de coagulación en los vacunados ya existía mucho escepticismo entre la población.

En este mensaje de tranquilidad que se empeñan en trasladar las autoridades sanitarias también pesan los motivos económicos. De hecho, el presidente de Reino Unido, Boris Johnson, defendió ayer la vacuna de AstraZeneca (empresa farmacéutica global con sede en Cambridge) ante la suspensión cautelar en 16 países. Para despejar dudas sobre su eficacia aseguró que se vacunará próximamente con ella.