Salud

La píldora de Pfizer contra el coronavirus podría estar lista este año

El fármaco antiviral, denominado PF-07321332, ha sido formulado para atacar la columna vertebral del patógeno

Pfizer está desarrollando una píldora contra el coronavirus
Pfizer está desarrollando una píldora contra el coronavirusDADO RUVIC

En dos edificios del laboratorio norteamericano Pfizer, uno en EE.UU y otro en Bélgica, se está llevando a cabo un experimento para encontrar una píldora diseñada específicamente para detener el SARS-CoV-2.

La molécula que se está probando, es un antiviral conocido PF 07321332 y podría comercializarse a finales de año, según publica The Telegraph. El objetivo de esta pastilla es evitar que los contagiados desarrollen una sintomatología grave.

Cerca de 60 personas -todos ellos adultos de entre 18 y 60 años-, participan actualmente en la primera fase del ensayo, que se espera que finalice el 25 de mayo. Clasificado como un “inhibidor de la proteasa”, ha sido formulado para atacar la “columna vertebral” del virus SARS-Cov-2 y evitar que se replique en nuestra nariz, garganta y pulmones.

El PF-07321332 se administrará en combinación con dosis bajas de ritonavir, un antiviral utilizado para tratar el VIH. Actúa como un “refuerzo” para aumentar la cantidad del fármaco en la sangre de los participantes.

“Hemos diseñado el PF-07321332 como una terapia oral potencial que podría prescribirse al primer signo de infección, sin requerir que los pacientes estén hospitalizados o en cuidados críticos”, dijo Mikael Dolsten, director científico y presidente de investigación de Pfizer en un comunicado oficial.

El ensayo está dividido en tres fases y tiene una duración de 145 días, a los que se añadirán otros 28 de “cribado y dosificación”. La fase 1 está diseñada para ver “cómo se tolera a medida que se aumenta la dosis, solo o con ritonavir, si hay efectos secundarios significativos y cómo se sienten las personas después de tomarlo”.

En la segunda etapa se hará lo mismo pero con “dosis múltiples”, mientras que en última se probarán las formas líquidas y en pastillas del fármaco, así como el impacto de la alimentación sobre el mismo, según indica el documento que se le entregó a los voluntarios de las pruebas, y al que tuvo acceso The Telegraph.

“La seguridad del fármaco del estudio se ha estudiado en animales. En estos estudios con animales, no se identificaron riesgos significativos o eventos de seguridad preocupantes, y el fármaco del estudio no causó efectos secundarios en ninguno de los niveles de dosis que se utilizarán en los estudios clínicos”, agrega el documento.

“Usted está aquí hoy como posible participante en un estudio de investigación de medicamentos patrocinado por Pfizer Incorporated. La participación en este estudio es voluntaria. Si no es completamente honesto acerca de su historial médico, es posible que se vea perjudicado por participar en este estudio”, rezan algunas advertencias a los participantes.

Desarrollado desde cero

Dafydd Owen, director de Química médica de Pfizer, señaló durante un simposio privado que la píldora antiviral se desarrolló desde cero durante la pandemia. Los primeros siete miligramos del compuesto, no más que una gota de lluvia, se prepararon a fines de julio. A fines de octubre, habían producido 100 gramos. Tan solo dos semanas después, la cantidad se incrementó hasta más de un kilo. “Se necesitaron 210 investigadores para hacerlo”, dijo Owen.

No obstante, la comercialización de un nuevo fármaco es un proceso largo y difícil. Incluso si el PF-07321332 se tolera bien en humanos, habría que realizar ensayos para determinar si es efectivo en personas infectadas con Covid-19.

“Si han llegado a esta fase, serán tranquilamente optimistas”, manifestó la profesora Penny Ward, profesora de medicina farmacéutica en el King’s College de Londres y pionera en el desarrollo de Tamiflu, un antiviral que combate la gripe estacional y pandémica. “La cuestión será cómo se tolera el medicamento...”, advirtió.