Las comunidades vetan la vacunación mixta en mayores de 60

Sanidad pretende terminar de inmunizar también a este grupo, para el que se establece AstraZeneca, con Pfizer

Un sanitario inyecta este jueves en Bilbao una segunda dosis de la vacuna de Pfizer Biontech a una mujer perteneciente al grupo de entre 55 y 60 años, incluida en los colectivos de trabajadores esenciales que recibieron la primera dosis de AstraZeneca
Un sanitario inyecta este jueves en Bilbao una segunda dosis de la vacuna de Pfizer Biontech a una mujer perteneciente al grupo de entre 55 y 60 años, incluida en los colectivos de trabajadores esenciales que recibieron la primera dosis de AstraZenecaMiguel ToñaEFE

Todas a una, las comunidades autónomas votaron en contra de una pauta de vacunación heteróloga para los mayores de 60 años. El Ministerio de Sanidad propuso ayer en la Comisión de Salud Pública que, a partir de ahora, este grupo de edad, para el que se establece AstraZeneca, también complete la pauta con Pfizer. Pero no consiguió repetir la estrategia.

El 18 de mayo, el Ministerio que capitanea Carolina Darias aprobó, en contra de la mitad de las comunidades y los organismos reguladores sanitarios, la vacunación heteróloga con Pfizer para aquellos profesionales esenciales menores de 60 que se quedaron con la primera dosis de AstraZeneca. Utilizó incluso al Instituto de Salud Carlos III de Madrid para que avalara su decisión con un ensayo de poco más de 600 participantes. Debido a la polémica generada, finalmente tuvo que recular y permitir a estos profesionales elegir con cuál de las dos vacunas terminar de inmunizarse. De hecho, pocos de aquellos que se quedaron a medio vacunar están optando por mezclar fármacos. El 90% elije completar la pauta con la misma vacuna, tal y como recomienda la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Pese a la opinión contraria de los organismos reguladores sanitarios y de la propia ciudadanía, el Ministerio de Sanidad volvió ayer a la carga proponiendo una pauta mixta también en mayores de 60. La razón en este caso no es de seguridad, porque se ha demostrado que los problemas de coagulación vinculados a AstraZeneca se dan sobre todo en población joven y mujeres.

El veto de la Unión Europea al laboratorio inglés, al que ha acusado en repetidas ocasiones de incumplir los plazos de entrega de dosis así como las cantidades acordadas, ha llevado a Bruselas a apostar claramente por la alemana Pfizer y en menor medida por la estadounidense Moderna. De hecho para 2022 y 2023 ha rescindido contratos con AstraZeneca y Janssen, los otros dos sueros aprobados por la EMA. En los próximos dos años, Europa comprará hasta 1.800 millones de dosis de Pfizer para vacunar a toda la población contra las nuevas variantes del virus.

Otros de los puntos abordados en la Comisión de Salud Pública fue la inmunización de los estudiantes Erasmus. Todavía no hay una decisión consensuada, pero no parece que se vaya a adelantar su vacunación. En este sentido, algunas comunidades dejaron entrever que no será necesario ya que el proceso está cada vez más avanzado y las franjas de edad de estos estudiantes están ya muy próximas, por lo que hay tiempo para que se inmunicen antes de que hagan el viaje con algo de flexibilidad.