Sanidad no ve riesgo en la cepa india pese a cercar ya a España

La variante golpea a Lisboa tras entrar en la Península y eleva los contagios en Cataluña

Thumbnail

La variante india del virus SARS-CoV-2, conocida como Delta, sigue causando estragos en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, circula ya por más de 70 países y es mayoritaria en Reino Unido, en donde un inquietante informe oficial de Salud Pública apunta que el 45% de las muertes en Inglaterra por culpa de ella entre el 8 y el 14 de junio se produjeron entre sujetos vacunados con las dos dosis, lo que constituye un serio motivo para la alarma. Por si fuera poco, el patógeno parece haber penetrado en la Península Ibérica hasta el punto de obligar a las autoridades sanitarias portuguesas a cerrar perimetralmente los fines de semana su capital, Lisboa, tras detectar que ya es dominante en ella.

¿Es posible que mientras esto ocurre la variante siga siendo más o menos residual en nuestro país, como defiende el Ministerio de Sanidad español? ¿Significa acaso que el nuevo patógeno no ha sido apenas capaz de traspasar las fronteras españolas o que la capacidad de secuenciación es tan raquítica que no puede detectar con exactitud la presencia de la cepa? ¿Estará repitiendo Sanidad el mismo ejercicio de optimismo que aplicó a principios de año con la variante británica, de la que dijo que era «marginal» para después asegurar que se había convertido en mayoritaria? Las dudas no se despejan.

Este lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, volvió a restar importancia a su presencia en nuestro país, a escasos días del fin de la mascarilla al aire libre, y los datos de su departamento intentan dar fe de que, aunque la variante está presente, no se encuentra disparada. Según la última actualización del informe sobre las variantes de mayor impacto e interés, «la variante Delta ha comenzado a aparecer en los cribados en las cinco últimas semanas con valores por debajo del 1%».

En la semana 22 –del 31 de mayo al 6 de junio– «el porcentaje entre el total de muestras secuenciadas y entre aquellas seleccionadas de manera aleatoria se sitúa en torno al 4%, si bien el número de secuencias para esa semana es todavía pequeño y estos porcentajes podrían sufrir cambios en las próximas semanas a medida que aumente el número de resultados disponibles».

Sanidad precisa en su informe que una comunidad –sin detallar cuál– ha notificado casos diagnosticados en las últimas semanas pertenecientes a tres brotes causados por esta variante con 25,21 y 16 casos, respectivamente. En otra región «se ha detectado un brote con cinco casos hasta el momento y varios casos pendientes de confirmar». El informe dice que es probablemente más transmisible y que «los primeros indicios en Reino Unido indican mayor probabilidad de ingreso».

Evolución de las variantes FOTO: m. rosello

El departamento que dirige Carolina Darias añade que en España se han notificado casos y brotes importados y autóctonos, aunque remarca que supone en torno al 1% de los nuevos casos. Añade además que muestra también una «ligera disminución de la eficacia vacunal con dos dosis, más acusada con una sola dosis», un hecho que está llevando a las autoridades sanitarias de algunas comunidades a adelantar la administración de la segunda dosis de AstraZeneca.

En Cataluña, la expansión de esta variante está provocando precisamente un nuevo crecimiento de los contagios, donde en las últimas 24 horas se han diagnosticado 720 nuevas infecciones y se han notificado otros cuatro fallecimientos por Covid.

Los indicadores epidémicos dejaron de mejorar el pasado sábado y ayer se registró el tercer día consecutivo de repunte de contagios, sobre todo en el área metropolitana de Barcelona y entre personas jóvenes aún no vacunadas. Lo más inquietante es que la velocidad de transmisión (Rt) del virus ha crecido por encima de 1 y ya es de 1,08, lo que significa que cada infectado transmite el virus a ese número de persona y la pandemia se expande.

Según los datos actualizados por el Departamento de Salud, ayer había un total de 468 pacientes con Covid ingresados en los hospitales catalanes, cinco menos que el lunes, de los que 154 estaban en las unidades de cuidados intensivos (UCI), cinco más que la víspera. Por su parte, informa Efe, el riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el crecimiento potencial de la pandemia, ha subido ocho puntos y ayer era de 92, todavía un riesgo moderado, pero en una línea ascendente desde hace tres días.