Detectan una nueva variante de Covid con 46 mutaciones procedente de Camerún

La nueva cepa, denominada IHU, ha aparecido en 12 pacientes contagiados en Marsella, en el sur de Francia

Investigadores de la Universidad de Aix-Marsella han detectado una nueva variante de la Covid-19 a la que han denominado IHU, con 46 mutaciones y 37 deleciones.

La investigación ha sido publicada en la plataforma de ‘preprints’ medRxiv y muestra el resultado del análisis a doce pacientes contagiados de Covid-19 en la ciudad de Forcalquier, a unos 100 kilómetros de Marsella, en el sur de Francia

En las pruebas PCR realizadas a estos pacientes se detectaron mutaciones que mostraron una “combinación atípica”. Los investigadores confirman que el caso cero es de un paciente que regresó de un viaje a Camerún.

El análisis de estos pacientes reveló 46 mutaciones y 37 deleciones que dieron como resultado 30 sustituciones de aminoácidos y 12 deleciones. Catorce sustituciones de aminoácidos, incluidos N501Y y E484K, y 9 deleciones se encuentran en la proteína de pico.

Este patrón de genotipo llevó a crear un nuevo linaje llamado B.1.640.2, que es un grupo hermano filogenético del antiguo linaje B.1.640 renombrado como B.1.640.1. Ambos linajes difieren en 25 sustituciones de nucleótidos y 33 deleciones.

El conjunto de mutaciones y la posición filogenética de los genomas obtenidos indican, según los científicos, una nueva variante que han denominado IHU. “Estos datos son otro ejemplo de la imprevisibilidad de la aparición de variantes del SARS-CoV-2 y de su introducción en un área geográfica determinada desde el extranjero”, explican los autores de la investigación

Por el momento, no hay más información sobre esta nueva variante y los investigadores tendrán que seguir observándola para saber si es más transmisible o letal, según explica Le Figaro.

Las variantes, cuando son detectadas, se clasifican dentro de tres grupos: variante preocupante (como Ómicron o Delta), variante de interés (como Lambda o Mu), o variante bajo vigilancia (como la variante bretona).

Por otro lado, Francia inicia este lunes la aplicación de mayores restricciones sociales para frenar el avance de la variante Ómicron del coronavirus, mientras que la Asamblea Nacional comienza a debatir la introducción a mediados de mes del pasaporte de vacunas.

La variante “Delta amenaza nuestras ucis por sus formas graves y Ómicron las camas de hospitales por los numerosos casos sintomáticos. En ambos casos, la vacuna de recordatorio protege. El teletrabajo, la limitación de grandes concentraciones y el pasaporte de vacuna son un freno”, detalló el ministro de Sanidad, Olivier Véran, este lunes.

Desde hoy, las personas que estén vacunadas y se contagien del virus sólo tendrán que guardar cuarentena durante siete días en lugar de diez, y podrán salir antes de tiempo si al quinto día ya dan negativo. Los contactos estrechos vacunados no tendrán que permanecer aislados pero sí repetir hasta tres autotest en cuatro días y mantener la precaución. Para los no vacunados, la cuarentena seguirá siendo de diez días, con la posibilidad de bajar a siete si entonces ya dan negativo.