Rebrote de los casos de covid en Europa y Asia

Los contagios han aumentado un 8% a nivel mundial la última semana por el avance de la Ómicron «sigilosa», pero el crecimiento se dispara en países como Vietnam (65%) o Alemania (22%)

Ciudadanos de de la provincia china de Liaoning se someten a pruebas para detectar el virus
Ciudadanos de de la provincia china de Liaoning se someten a pruebas para detectar el virus FOTO: CHINA DAILY VIA REUTERS

Después de cinco semanas de bajada de los contagios de covid-19, la pandemia de coronavirus registra en los últimos días un repunte a nivel mundial, impulsado por el incremento de las infecciones que se ha producido en China y otros países de Asia Oriental, así como en Europa.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha notificado 11,4 millones de casos nuevos a nivel mundial del 7 al 13 de marzo, un 8% más que la semana previa. Esta subida se produce cuando todavía no se había bajado al nivel previo a la última ola pandémica provocada por Ómicron, y que se situaba en cuatro millones de casos en el mundo a la semana. En este momento esta variante supone el 99,9% de los casos secuenciados en laboratorios, y los expertos de la OMS recuerdan su alta transmisibilidad, especialmente del sublinaje BA.2 (conocido como Ómicron «sigilosa»), «que es la más transmisible que hemos visto hasta la fecha».

Con una de las menores incidencias del planeta durante meses, Asia Oriental fue la región que más casos reportó en los últimos siete días, hasta cinco millones, lo que supone un incremento del 29% en la zona respecto a la semana anterior. Los países más afectados son Corea del Sur (con un incremento del 44%, hasta los 2,1 millones de contagios) y especialmente Vietnam (cuya incidencia ha subido un 65%, hasta los 1,6 millones, y que registra ahora una cifra récord de contagios durante la pandemia).

Pese a estos datos, el gobierno vietnamita ha anunciado que eximirá de la obligatoriedad de presentar visado a 13 países, España incluida, dos años después del cierre de sus fronteras a causa de la covid.

En China destacan los brotes de Jilin, Shandong y Cantón. El país comunicó ayer1.952 positivos nuevos (lo que supone una descenso importante respecto al martes, que fueron 3.602). Las autoridades chinas han informado de que los enfermos de coronavirus no tendrán que ser hospitalizados, pero sí aislados en instalaciones especializadas. De esta manera se busca aliviar la presión del sistema hospitalario, ya que China se enfrenta a un brote inusitado desde el original registrado en Wuhan a comienzos de 2020, que dio comienzo a la pandemia a nivel mundial.

Por su parte, aunque de forma más lenta, las cifras de la pandemia suben también en Europa (el incremento de casos fue del 2% del 7 al 13 de marzo, hasta los 4,9 millones). Alemania es la que lidera la escalada, con un 22% más de incidencia, y ya se plantea adoptar medidas en caso de que se mantenga la subida. La mayoría de los estados federados quieren mantener las medidas de protección, al menos hasta el 2 de abril, cuando expira el periodo considerado de transición.

Once días después de levantarse las restricciones, en Austria se han disparado los contagios hasta alcanzar los 58.583 contagios en las últimas 24 horas, con lo que la incidencia a siete días se ha colocado en 3.465 casos por cada 100.000 habitantes. Las hospitalizaciones también crecen, aunque por debajo de oleadas anteriores.

Francia es otro de los países que sufre ahora mismo un repunte de la pandemia, y espera un pico de contagios de 120.000 a 150.000 infecciones diarias para finales de mes. El ministro de Sanidad galo, Olivier Véran, confía en que el rebrote remita en 10-15 días y que tenga un efecto «contenido» en la presión sanitaria, por lo que el país no se plantea relajar las medidas sanitarias.

Aunque los casos de covid-19 han subido a niveles de hace dos meses, Italia tampoco se plantea abandonar su plan de aligerar las restricciones. Así, eliminará por fases la obligación de presentar el certificado de vacunación el próximo 31 de marzo. El país atribuye el aumento actual de contagios (con 85.288 nuevos ayer) a las bajas temperaturas de las semanas pasadas y apunta a una menor agresividad de Ómicron, además de un bajo impacto hospitalario por la alta cobertura vacunal de los italianos. Por ello, el presidente Mario Draghi, ha declarado que su objetivo es «abrir todo lo antes posible».

Las autoridades sanitarias de Bélgica han constatado en la semana del 6 al 12 de marzo un incremento de los contagios (que cifran en 8.075) y de las hospitalizaciones. El país acabó con casi todas sus restricciones para frenar el avance del coronavirus debido a Ómicron el pasado 7 de marzo, por lo que solo se exige la mascarilla en interiores en el transporte público, centros sanitarios y residencias de ancianos. El certificado covid tampoco es obligatorio.

Ante estos incrementos a nivel mundial, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, instó a los países a «permanecer vigilantes», porque estos aumentos se han constatado «pese a la reducción de pruebas» actual, por lo que «los casos que estamos viendo son solo la punta del iceberg», advirtió.