Altas temperaturas

Los ocho pueblos más fríos de España durante el verano

Algunas personas evitan las elevadas temperaturas en los rincones frescos del país

Bellver de la Cerdanya
Bellver de la CerdanyaLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

La tregua de las altas temperaturas ha dado un respiro a muchos en España. Tras dos olas de calor, la más prematura de la historia incluida, han dejado una sensación en la población española de agotamiento generalizado. Pese a ello, el verano es una de las épocas más esperadas por muchos y el calor sigue siendo todo un referente del país.

La subida de las temperaturas provoca todo tipo de cambios. No solamente la naturaleza se modifica. El ser humano, además, empieza a socializar de otras formas aprovechando el mayor número de horas de sol que conlleva todo tipo de actividades diferentes en esta época del año.

Los deportistas exteriores, por ejemplo, aprovechan al máximo estas fechas para realizar un sinfín de horas de entretenimiento. La retirada del frío supone, así, un alivio para muchos que incluso alargan los días gracias a la gran cantidad de luz solar con la que cuenta España en las épocas calurosas.

España es todo un referente mundial del tursimo. Cada año millones de personas vistan el país en busca de una innumerable oferta entre la que destacan en gran medida los pueblos. Incluso, estos pueden ser un gran aliado contra el calor extremo que asoló el país durante el verano.

Pese a los efectos de la pandemia el país ha recuperado durante este año el ritmo del pasado. Así, los expertos esperan que aunque los números no sean los mismos España pueda ir asumiendo poco a poco las cuotas vistas durante las últimas décadas para seguir siendo un referente.

Incluso, la importancia de España ha sido tal en el sector turístico que muchos también deciden vivir en nuestro país tras visitarlo varias veces. Todo ello gracias a la gran cantidad de oferta que los distintos puntos del país ofrecen con un todo tipo de actividades.

Deporte, cultura o gastronomía son solamente tres ejemplos de todo aquello que España encierra dentro de sus fronteras. Incluso, el turismo rural se ha convertido en todo un referente gracias a la belleza que gran parte del país encierra con sus famosos pueblos.

Pueblos para huir del calor

Pese a que muchos buscan en España sol y altas temperaturas también podemos encontrar municipios donde escapar de estas en verano. El primer pueblo al que debemos viajar si no queremos sufrir los efectos del calor es Ezcaray. Así, este municipio de La Rioja nos ofrece una temperatura media veraniega de 19 grados por lo que se convierte en una gran opción.

Otra gran opción es Griegos, en Teruel. Este, además, cuenta con la distinción del pueblo más frío de España durante la época veraniega por sus más de 1.500 metros de altura. Así, en el centro de la Sierra de Albarracín podemos encontrar este pueblo idílico contra las olas de calor.

Con 17.5 grados medios en verano, Isaba, en Navarra, también puede ser nuestro refugio. Gracias a su ubicación en el Valle del Roncal las temperaturas no ascienden de forma excesiva convirtiéndose en una opción muy recomendable. Esto también ocurre en León, concretamente en Puebla de Lillo. Las montañas consiguen que la temperatura media veraniega no sobrepase los 17 grados, todo un activo en verano.

Con un entorno totalmente distinto encontramos en Galicia las Islas Cíes. Rodeadas de agua y arena estas cuentan con una temperatura media de 14 grados en verano que, además, se puede complementar con distintas actividades en el lugar.

Volviendo a las montañas encontramos Bellver de la Cerdanya. Apenas 19 grados en julio lo convierten en todo un referente para huir del calor en España. Esta localidad catalana, además, cuenta con un gran número de opciones como el turismo de aventura o deportivo.

También en Cataluña encontramos otra excelente opción. Rodeada de naturaleza Alp, en Girona, es un gran municipio para huir del calor en verano. Por último, cabe destacar el pueblo madrileño de Cercedilla por sus temperaturas veraniegas. Este enclave registra una temperatura media por el día es de unos 11 ºC de mínima y unos 20ºC de máxima en verano, algo excelente para aquellos que odian el calor.